Portada

Maestros, reforma educativa y elecciones

MarcaTexto - 2018, Febrero 13 - 11:35

Maestros, reforma educativa y elecciones

*Imagen de autor desconocido.

Luis Hernández Navarro

La Jornada/130218.

El sexenio que termina ha sido fatal para los maestros de enseñanza básica del sistema de educación pública.

En nombre de la reforma educativa, han sido vilipendiados y humillados por grandes empresarios y funcionarios; sus salarios y prestaciones no han tenido incrementos sustanciales; perdieron conquistas laborales históricas; su trabajo se desprofesionalizó de la mano de la precariedad y la inestabilidad; recibieron programas de capacitación patito; sus cargas de trabajo aumentaron, y muchos han optado por jubilarse adelantadamente.

La campaña de estigmatización contra el magisterio promovida por la organización empresarial 'Mexicanos Primero', intensificada a partir de la proyección en 2011 del panfleto fílmico ‘¡De panzazo!’ , no ha cesado. Pocos sectores sociales han sufrido una arremetida tan virulenta y cínica desde el poder. Políticos, hombres de empresa y sus plumas los han calumniado a mansalva. No les perdonan la digna defensa que hacen de la educación pública y de su profesión. 

Hace más de cuatro años se aprobó la reforma educativa.

Desde entonces, los salarios y prestaciones docentes no han tenido incrementos significativos. Como demostró Laura Poy, el aumento anual directo al salario durante este sexenio se ha mantenido por debajo de 4 por ciento. Y el incremento a sus prestaciones no supera dos puntos porcentuales (https://goo.gl/YgpaJS ). Lejos de recuperarse, el salario magisterial muestra una tendencia a la baja.

La reforma educativa modificó el sistema de estímulos, recompensas e incentivos, atándolos en su mayoría a la evaluación del desempeño. El escalafón fue prácticamente abrogado y carrera magisterial (en el que participan alrededor de medio millón de maestros) fue congelado.

Lo que se les quitó con una mano no se les compensó con la otra.

A pesar de las grandilocuentes declaraciones de los funcionarios, sólo se evaluó una parte del millón 200 mil trabajadores de la enseñanza: no más de 334 mil profesores, de acuerdo con la vorágine de cifras (algunas contradictorias) que ofrecen las autoridades sobre el número de maestros evaluados en los tres ciclos.

La combinación de protestas, deserciones, suspensión del proceso, sismos, improvisación e incapacidad administrativa de los funcionarios descarrilaron en los hechos la evaluación del desempeño y concentraron los incentivos económicos asociados a ella en una pequeña porción de los docentes. 

Simultáneamente, como ha señalado Lev M. Velázquez, mientras más se discutía nacionalmente la evaluación educativa, más reducía la SEP la nómina magisterial. Según el investigador Alberto Arnaut, cerca de 200 mil maestros se jubilaron anticipadamente. Tan sólo en la antesala de la primera evaluación, intimidados por una evaluación del desempeño que no distingue experiencia, antigüedad, edad ni condiciones socioeconómicas de los alumnos, el retiro anticipado de mentores creció 60.6 por ciento (https://goo.gl/afxKzC ). 

Muchas de esas plazas no han sido cubiertas, de manera que, la atención a los estudiantes se ha cargado sobre los hombros de quienes siguen en servicio que ya de por sí tienen una sobrecarga de trabajo.

En estados como Tabasco, los padres de familia han tomado las calles para exigir que se contrate nuevos maestros. Para acabarla de amolar, cuando sí se han cubierto las vacantes, no es infrecuente que entren al servicio profesionistas que no estudiaron para ser docentes, y que están en el aula sin compromiso con los estudiantes, en tanto consiguen otro empleo.

Las escuelas normales, teóricamente las principales instituciones formadoras docentes, han sufrido –según el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación– una restructuración en que se les arrebató su autonomía y se debilitaron sus trayectos formativos y cuerpos académicos. Carentes de recursos, con una planta docente con menos de 50 por ciento menos de profesores de tiempo completo, en dos décadas su matrícula se redujo en 100 mil alumnos. 

En ese panorama transcurre la campaña presidencial y actos político-sindicales de las distintas corrientes que actúan en el SNTE. El punto de la reforma educativa se ha vuelto un asunto medular en la agenda electoral. Los candidatos buscan ganar la adhesión de los maestros, y los profesores se organizan para incidir en la coyuntura electoral y cobrarse las afrentas sufridas. 

Sin insistir mucho en el punto, cantinfleando, el candidato de la coalición Todos por México, José Antonio Meade, afirmó que en las elecciones está en juego la educación de los niños, y que con la reforma educativa vamos para adelante, vamos para construir y con la reforma educativa vamos juntos a ganar. Al menos en dos ocasiones ha ofrecido incrementar el salario de los maestros, si gana las elecciones.

Tiene en su contra la pesada losa de la reforma, y del coordinador de su campaña, Aurelio Nuño, probablemente el hombre más aborrecido (junto al empresario disfrazado de activista Claudio X González) por los profesores mexicanos. 

Consciente de la impopularidad de la norma que él aprobó, Ricardo Anaya, aspirante de ‘Por México, al Frente’, trató de desmarcarse de ella haciendo malabarismos. La reforma educativa –declaró en Oaxaca– no ha sido bien implementada, y es inaceptable que se haya puesto todo el acento en la evaluación, sin que se haya hecho un esfuerzo serio que se refleje en el presupuesto en materia de capacitación. 

Buscando capitalizar el enorme descontento en las filas magisteriales, el candidato de ‘Juntos Haremos Historia’, Andrés Manuel López Obrador, firmó un compromiso con las Redes Sociales Progresistas, el brazo gremial-electoral de Elba Esther Gordillo, en el que se compromete a dar marcha atrás a la reforma educativa, enviando al Congreso un nuevo proyecto de la Ley del Servicio Profesional Docente, eliminando la evaluación punitiva. 

Por lo pronto, de cara a los comicios, la resistencia magisterial se anotó un punto: el supuesto consenso existente en torno a la reforma educativa se esfumó en el aire.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de  Luis Hernández Navarro, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

Cursos docentes; buenos, bonitos, baratos

MarcaTexto - 2018, Febrero 8 - 10:20

Cursos docentes; buenos, bonitos, baratos

  • Alberto Sebastián Barragán
  • Jefe de redacción en 'Voces Normalistas'

La Jornada/080218.

Los preparativos de la aplicación de los nuevos programas de estudio se han desarrollado desde los últimos meses, desde la presentación del modelo, la revisión de especialistas, la edición de materiales educativos y la necesaria capacitación de docentes.

Cabe señalar que la aplicación cabal de cualquier plan de estudios requiere, ineludiblemente, la capacitación docente, ya que la ejecución de la enseñanza y el logro de aprendizajes es responsabilidad de los maestros. 

En las últimas administraciones, en las escuelas de educación básica, se aplicó el Plan de estudios 2011. Para ello, impulsaron una estrategia de capacitación para los maestros que consistía en Cursos Básicos de Formación Continua para Maestros en Servicio, que se desarrollaban al inicio del ciclo escolar. Salvo un diplomado de capacitación para profesores de primaria, realizado por la UNAM, a dicha estrategia de formación continua se agregaban algunos cursos opcionales de diferentes temáticas, ofrecidos esporádicamente por instancias públicas y privadas para actualizar a los maestros.

Otra posibilidad de actualización estuvo en los Centros de Maestros, donde se impartían cursos estatales o regionales, algunos con gran trascendencia, y otros más con graves deficiencias en su realización. Éstas son las condiciones del desarrollo continuo de los docentes. 

Para preparar al docente del nuevo modelo educativo, la Secretaría de Educación Pública (SEP) ha diseñado una doble estrategia de capacitación. Por un lado, ocupará los Consejos Técnicos Escolares (CTE), que se realizan el último viernes de cada mes. Y por otro, la capacitación por medio de cursos en línea. 

Recordemos que desde el ciclo escolar 2016-2017, los CTE abordaron superficialmente el contenido del nuevo modelo educativo. Se destinaron unas cuantas horas para analizar las diferentes versiones de modelo educativo. Esta lógica donde los docentes se reúnen mensualmente, no ha madurado lo suficiente, sin embargo, no han tenido ajustes los lineamientos de los CTE, y las guías de trabajo van apareciendo conforme se van necesitando.

A pesar de acuerdos y documentos, las escuelas de educación básica no están en las mejores condiciones para incursionar en la autonomía curricular que promete el nuevo modelo, ni los CTE han demostrado ser un espacio de formación continua de maestros. 

En cuanto a los cursos en línea, el pasado 17 de enero (2018), la SEP publicó la convocatoria para el registro de cursos Colección de Aprendizajes Clave dirigidos a 1.2 millones profesores de educación básica. De primera vista, estos cursos representan algo novedoso para el sistema educativo. Justo por tratarse de enseñanzas en distinta modalidad generan altas expectativas, pero también una gran sospecha sobre su efectividad. Este tipo de cursos masivos abiertos en línea (MOOC, por sus siglas en inglés), han generado polémica desde su aparición, como lo fue en instituciones educativas de Canadá y Estados Unidos. 

De manera general, la experiencia que se ha obtenido por medio de los MOOC, es cuestionable por distintos puntos. Según publicaciones de la investigadora de la UNAM, Marion Lloyd, los cursos abiertos en línea han tenido una gran limitante: la eficiencia terminal. Precisamente porque, por tratarse una modalidad en línea, demanda de nuevas cualidades del estudiante matriculado, como habilidades de estudio autodidacta para administrar el uso del tiempo y los recursos disponibles; se limita la interacción entre los inscritos al curso, es muy fácil hacer trampa, y a veces no se perciben resultados favorables entre sus egresados. Por ello estos cursos no han representado una carga de créditos para algún programa de educación superior. 

A escala internacional, la plataforma Coursera ha sido de las principales pioneras en la modalidad de cursos abiertos en línea. En México, hay instituciones como la UNAM o el Tec de Monterrey que han desarrollado plataformas y recursos en línea. En el ámbito oficial, desde 2015 la Subsecretaría de Planeación, Evaluación y Coordinación, de la SEP, puso en marcha la plataforma Televisión educativa, dentro de la cual se ofrecen los cursos en línea: México X. En esta oferta abierta, también se presentan las mismas limitantes que tienen los MOOC en otras latitudes. 

La modalidad de cursos abiertos en línea en México no ha arrojado los resultados suficientes como para que se conviertan en una estrategia nacional de capacitación docente.

En su canal de YouTube, la SEP ha subido un tutorial en donde se presentan las características de los cursos en línea Colección de Aprendizajes Clave. Se mencionan los requerimientos técnicos y se describen los recursos y botones que aparecen en la plataforma. Se explica cómo conocer y enviar mensajes a compañeros.

Se expone que el blog personal servirá como cuaderno electrónico para notas del curso. Se describen los pasos para ingresar a un círculo de estudio, así como el mecanismo para responder evaluaciones o cuestionarios, y el envío de tareas. 

La población objetivo de estos cursos son los profesores de básica, quienes tienen un promedio de edad de 40 años (Inegi, 2015). Hay profesores jóvenes con mayor familiaridad para cursos en línea, y también hay docentes mayores que apenas conocerán esta modalidad de capacitación. 

Sin duda alguna, estos cursos son bonitos porque están a la moda, y ocupan recursos tecnológicos como nunca se había hecho.

Son baratos, porque los recursos educativos están disponibles en línea, y no se hace el gasto monumental en la impresión de materiales, ni en logística de capacitación. Y apenas se verá si los cursos son buenos y cumplen sus objetivos.

Esta política educativa de abandono e incertidumbre se diseñó sin margen de maniobra, para evaluar y reorientar las acciones que sean necesarias... 

Así empieza el nuevo modelo educativo.

 * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Alberto Sebastián Barragán, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

O Programa de Pós Graduação em Educação

Bitácora Educativa - 2018, Enero 24 - 10:43
O Programa de Pós Graduação em Educação - Processos formativos e desigualdades sociais - FFP/UERJ, avaliado com nota 4 pela CAPES   Resultado da avaliação Objetivos do Programa

 

O compromisso do Programa tem origem na constituição da Faculdade de Formação de Professores da UERJ. Focaliza os processos formativos e as políticas públicas relacionados à superação das desigualdades sociais.

Objetivos:

Entendemos que os processos formativos de professores, assim como de outros profissionais vinculados ao campo educativo, são territórios em processo de constituição, permeados por tensões e disputas, tanto no plano político, quanto no epistemológico. Em uma região marcada pelas desigualdades sociais, um Programa de Pós-Graduação não pode deixar de se preocupar com a produção do conhecimento no campo dos processos formativos e com a questão das políticas que possam propor dispositivos de enfrentamentos destas desigualdades, no escopo do processo educacional.

Para tanto, enfrentamos um desafio complexo e múltiplo:

Analisar as diferentes perspectivas políticas e epistemológicas dos debates sobre o campo educacional e especialmente sobre a formação dos profissionais dedicados à educação,  ancorando a discussão no campo das ciências humanas e sociais;

Evidenciar a dicotomia dos discursos de racionalidade técnica, afirmando a compreensão de que os processos formativos, e neles a escolarização, envolvem dimensões históricas seja no âmbito  da subjetividade, da política, da cultura, da economia entre outras que produzem sentidos presentes nas práticas educativas;

Elaborar proposições que contribuam para diminuir os constrangimentos da pobreza,  entendida  não apenas como carência material, mas também como destituição de direitos, espoliação da memória, desvalorização humana e de tradições e instituições culturais. Esses constrangimentos se inscrevem na degradação do ambiente, do trabalho, das relações humanas que a produção da exclusão impõe aos trabalhadores;

Afirmar, na sua ação em nível de pós-graduação, a relação solidária entre universidade, escolas básicas da rede de ensino, espaços educativos, movimentos sociais organizados e todas as instituições que afirmem sua  responsabilidade social e de construção da democracia como valor e postura inscritos em  suas práticas;

Propor reflexões sobre ações para formação inicial e contínua de professores, entendendo esta formação como campo de pesquisa que, dialogando com diversas abordagens teórico-metodológicas das ciências humanas e sociais, busca produzir conhecimento com vistas não somente à compreensão do  fenômeno educativo mas também à construção de novas práticas.

 Em síntese, o que se pretende é que o Mestrado em Educação venha a ser um patrimônio de reflexão, colocado a serviço do campo da educação dos municípios da área de influência da FFP, das suas instituições e movimentos educacionais e sócio-culturais e, sobretudo, dos profissionais da educação e de áreas afins, na reivindicação por espaços, direitos e saberes, fundamentais na luta pela consolidação de uma sociedade democrática comprometida com a conquista de direitos, dentre os quais se inclui uma educação voltada para os interesses da maioria da população.

*VER LINK A LA PÁGINA: http://ppgedu.org/ffp/

 

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

Apología de un fracaso

MarcaTexto - 2017, Diciembre 13 - 11:16

Apología de un fracaso

*Imagen cortesía de Jerge y 'El andén'/091217.

Alfredo Macías Narro/131217.

Hoy, para mi gran sorpresa, apareció un artículo en La Jornada suscrito por un tipo desconocido en las páginas de este diario; Heriberto M. Galindo Quiñones.

Dicho personaje, se ha caracterizado por su priísmo rupestre y por demás desacertado. En efecto, así lo marca la historia política reciente, en los no lejanos tiempos de la arribazón y el arrebato del PRI a fines de los años 80, concretamente en 1988;

“Era el momento de la verdad: La cita concertada por De la Vega Domínguez tenía como móvil tumbar la capucha al tapado para la sucesión de De la Madrid en 1988.

Desde el anochecer sabatino, se sabía ya hacia dónde se había inclinado el fiel de la balanza (José López Portillo dixit) y era la hora de la disciplina partidaria.

Pero, en pleno suspenso destapatorio, los teléfonos de las redacciones de los principales diarios metropolitanos empezaron a resonar: ¡El bueno es… García Ramírez! La voz al otro lado de la línea era la de Heriberto Manuel Galindo Quiñones, todavía a esas horas cobrando como director general del Consejo Nacional de Recursos para la Atención de la Juventud (CREA).

Uno de los llamados por Heriberto que se fue con la finta fue el columnista de El Universal, Juan Bustillos, quien logró que su sección fuera presentada en portada con el destape del procurador de Justicia, García Ramírez (…) Jamás será igual.

Pero aun así Heriberto Galindo insiste en elevarse como constructor de una nueva etapa ‘democrática’ (NB. Esta vez en la Ciudad de México en vez de su natal Sinaloa), en cambiar y transformar la  entidad, en ocultar sus fracasos y atropellos, y en intentar aparecer como un político pulcro, decente, sin tacha, cubierto por una aureola celestial…”]

(Heriberto M. Galindo Quiñones. Es licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.Fecha de nacimiento: 20 de marzo de 1951 (edad 66), Guamúchil, Sin. México.Partido político: Partido Revolucionario Institucional)

[2]

Ahora, este fracasado político ¿O será político fracasado? Realiza un intento apologético, por demás exagerado y fuera de tono de la personalidad de un funcionario gris y sin personalidad; hablamos del hasta ayer director general del IMSS, Mikel Arriola. Al respecto, entre otras cosas, Galindo escribe el día de hoy (13 de diciembre de 2017) en La Jornada;

“Hace falta un reformador a fondo, con espíritu innovador y con gran creatividad en todos los aspectos, como lo es Mikel Arriola. En medio de un panorama tan difícil para la lucha política, es que el PRI, estando en desventaja, decide lanzar como precandidato a la jefatura de Gobierno de la CDMX a un hombre excepcional, por muchas razones (sic): nativo de la capital de la República – chilango, como él se define–, pasó sus primeros años en la colonia Cuauhtémoc y ha vivido aquí por siempre, salvo los años cuando cursó sus posgrados en el extranjero (…) Arriola forma parte de una generación que proclama el cambio, en orden y con productividad, con base en un espíritu democrático, de justicia y de probidad. Pero más allá de sus virtudes hay algo más que destacar en la vida de Mikel Arriola, lo cual es muy importante y trascendente que se conozca: es absolutamente unánime el reconocimiento a su carácter justiciero, recio, perseverante y leal por los cuatro costados (sic). De suyo, la decisión de contender por la CDMX habla de ello…”

Finalmente, mi apreciación al respecto es que este político fracasado, llevará nuevamente el gérmen del fracaso anunciado a la paupérrima 'candidatura' del patético Mikel Arriola... Tiempo al tiempo.

PD.Entiendo perfectamente que en un diario excepcional entre los medios masivos de comunicación, de suyo sometidos al régimen, se practique la libertad de expresión y la pluralidad, sin embargo me parece un exceso que esta clase de personajes, por demás deleznables, tengan cabida en La Jornada.

[1]

http://proyecto3.mx/2015/10/los-fracasos-de-heriberto-galindo/

[2]

Los fracasos de Heriberto Galindo’. Proyecto 3/Álvaro Aragón Ayala/141015.

Sección: Tema: Etiquetas:
Categorías: Portada

Suscribirse a Odiseo, Revista electrónica de pedagogía agregador: Portada