Portada

Profesores demandan a AMLO aclarar postura sobre reforma educativa

MarcaTexto -

Profesores demandan a AMLO aclarar postura sobre reforma educativa

Ángeles Cruz Martínez

La Jornada/140818.

*Cuestionan dicho de Esteban Moctezuma

*Imagen de dominio público.

Eliminar el carácter punitivo de la reforma educativa es insuficiente, afirmaron profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). Subrayaron su exigencia de abrogar el modelo aprobado en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto. 

En conferencia, integrantes de las secciones 9, 10 y 11, señalaron que el jefe del Ejecutivo electo, Andrés Manuel López Obrador, debe aclarar su postura y terminar con la ambigüedad porque en la campaña electoral habló de derogar dicha medida, y ahora Esteban Moctezuma, propuesto como próximo secretario de Educación Pública, plantea únicamente modificar la ley del Servicio Profesional Docente. 

Los profesores también rechazaron cualquier posibilidad de que Elba Esther Gordillo pretenda retomar las riendas del sindicato e incida en la política en el renglón. Ni ella ni Juan Díaz de la Fuente (presidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación) representan a los maestros del país. 

También cuestionaron la actitud de la Procuraduría General de la República, que dijo respetar la decisión del juez que decidió la libertad de Gordillo. Debería contestar lo mismo en los casos de feminicidios y la desaparición de los estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa. Las autoridades se han negado a aceptar las recomendaciones de organismos internacionales, advirtió Gonzalo Martínez, de la sección 9. 

Proponen fecha

Enrique Enríquez, secretario general de la sección 9, señaló que los maestros disidentes cuestionaron la reforma educativa desde el principio por ser enteramente laboral y carente de un proyecto pedagógico o didáctico que fortalezca el proceso de enseñanza-aprendizaje. Al respecto, añadió;

"La CNTE presentó una iniciativa que los legisladores desdeñaron y nunca los convocaron a participar en debate alguno. Ahora, con el cambio de gobierno, los maestros esperan que sean tomados en cuenta y sobre todo, que la reforma educativa se derogue entre septiembre y diciembre próximos". 

La CNTE realizará el 25 de agosto una asamblea nacional, en la cual, entre otros aspectos, determinará la estrategia de acercamiento con López Obrador.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura de la nota de Ángeles Cruz Martínez, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

Derogar, abrogar o cancelar la Reforma Educativa

MarcaTexto -

Derogar, abrogar o cancelar la Reforma Educativa

Prof. Roberto Equihua

110818.

*Imagen cortesía del diario italiano Corriere della Sera.

 

Hay confusión sobre el destino que oficialmente tendrá la Reforma Educativa, ellos sabrán que destino prefieren, en todo el país miles de maestros democráticos ya no enseñamos con la currícula (expresada en planes, programas y libros de texto empobrecidos), también hemos negado la vorágine administrativa con la desaparición de materias, disminuir y desarmar la ciencia y tecnología y cancelamos en la vía del hecho la punitiva evaluación.

Esteban Moctezuma ejecutivo de “Fundación Azteca” y ex secretario de gobernación de Ernesto Cedillo; parte del equilibrio de poderes que se tuvo que construir para arribar a una transición “pacífica”; ¿es un mal necesario para el gobierno de Andrés Manuel López Obrador?

Es un opositor ideológico del magisterio democrático. A pregunta expresa si el señor Esteban Moctezuma tiene las simpatías de la mayoría de mexicanos y organizaciones sociales y populares de México, podemos asegurar que la respuesta es NO.

En este trayecto de lucha del gobierno de Andrés Manuel contra los neoliberales, acaban de incrustarle como responsable de “equidad para la educación” al indeseable Gilberto Guevara Niebla, acérrimo defensor de la Reforma Educativa quién acaba de declarar:

"Es imposible derogar la Reforma Educativa como lo dice AMLO".

La Reforma Educativa ¿será derogada, abrogada, o adecuada en los meses que vienen?

Andrés Manuel López Obrador ha dicho que cumplirá con sus compromisos, lo cual no tengo la menor duda, pero debemos tener en cuenta la presión de la derecha para incrustar sus cuadros en el proceso de “equilibrios” del nuevo gobierno, que buscarán en todo momento cuestionar la definición de AMLO de echar abajo la Reforma Educativa.

¿Derogación o Abrogación de la Reforma Educativa?

En términos jurídicos, la abrogación se refiere a la supresión total de la vigencia y por lo tanto la obligatoriedad de una ley, código o reglamento, es decir, es la anulación de la eficacia jurídica de un mandato legal en su conjunto.

Derogar. Es revocar alguno de los preceptos de la ley, código o reglamento.

A nivel de consigna, debemos exigir la abrogación, como un acto de justicia y dignidad para nuestro pueblo.

El primer problema con el que nos vamos a encontrar es que la instancia facultada para realizar tal procedimiento jurídico, en este caso le corresponde a la SCJN (Suprema Corte de Justicia de la Nación), el fundamento jurídico para hacer válida la abrogación es siempre y cuando exista una contradicción con la propia constitución, ¿tal contradicción existe?

La modificación al 3° y 73° (base de la Reforma Educativa), entra en contradicción con una cantidad importante de artículos de la constitución, de las más relevantes se tiene con el Artículo 14° (la no retroactividad) y con el 123° (que ampara los derechos a la estabilidad, plaza base, escalafón…). Es evidente que la Reforma Educativa trastoca la retroactividad (por eliminar la plaza base y derechos escalafonarios), igualmente contraviene lo estipulado en el 123!, pero ¿Acaso no lo saben los ministros de la SCJN?

En el escenario jurídico, existe una demanda del magisterio agrupado en el Congreso Nacional de Bases (CEND-SNTE en lucha) ante la CIDH (Comisión Interamericana de los Derechos Humanos), dicha demanda pendiente de resolver, es un pilar fundamental de nuestra lucha jurídica, en otro momento abordaremos esa ruta con mayor profundidad.

Para lograr la derogación, es necesario cubrir una serie de condiciones de todo tipo, principalmente de carácter político, pero también social. Los partidarios de la Reforma Educativa van a defenderla a capa y espada para únicamente maquillarla, para quitarle los picos más puntiagudos, el magisterio nacional debe pugnar por su completa abrogación.

A nivel internacional avanza una lucha, pero a nivel local nuevamente se abre la posibilidad de relanzar la ofensiva por la abrogación, dicha encomienda requiere un gran movimiento social que cuestione más allá de la punitiva evaluación, es necesario confrontar los dos proyectos de nación, el de los neoliberales que dieron sustento a la Reforma Educativa (con una visión de país de esclavos modernos), o la nueva patria que aspiramos en nuestro Programa Nacional Alternativo de Educación y Cultura (PNAEC).

En este momento se abren dos rutas para la abrogación de la Reforma Educativa.

Una será por medio de los foros que plantea MORENA para el nuevo modelo educativo. 

En estos foros la discusión principal se hará partiendo que los planteamientos de Esteban Moctezuma, Guevara Niebla y los neoliberales, pretendiendo quitar únicamente lo punitivo a la evolución y no refleja las aspiraciones culturales, sociales y mucho menos económicas planteadas en el Proyecto de Nación de MORENA, mucho menos del pueblo de México.

El planteamiento de Esteban Moctezuma, Guevara Niebla y los neoliberales refleja el Proyecto de Nación de los neoliberales, la resaca del proyecto 2030.

La discusión a la que nos quieren orillar es estéril, chata, que solo nos lleve a la no punitividad del examen, dejando a un lado el desarme cultural, científico y tecnológico, es decir, la soberanía nacional. 

El planteamiento basado en competencias y calidad con orientación empresarial no es parte de las aspiraciones del constituyente del 17 reflejadas en el Artículo tercero original. 

Ahora que sacamos a los neoliberales del poder, ¡LIBERÉMONOS DE SU VISIÓN DE PAÍS QUE PLANTEA LA REFORMA EDUCATIVA!

En los foros que plantea Andrés Manuel, debe participar todo el pueblo y sus maestros porque se discutirá el país que queremos y como llegaremos a través de la Educación.

Las aseveraciones de Esteban Moctezuma y Guevara Niebla son de ellos, que no representan al magisterio, tampoco al pueblo, el futuro de la educación se discutirá (en parte) en dichos foros o espacios oficiales, la razón principal es que el andamiaje que construyeron los neoliberales no será fácil de superar, es su terreno, son sus reglas y están a favor de ellos.

Por otro lado, avanza la ruta desde hace años, meses, nuestro territorio son miles de escuelas donde ya estamos construyendo la nueva patria con la Educación Alternativa y sus horizontes, ya estamos participando en la formación de ciudadanos libres y cultos.

La resistencia que hoy camina en miles de escuelas ya ABROGÓ, DEROGÓ Y CANCELÓ la Reforma Educativa, en el hecho abolimos el desarme cultural, no necesitamos de la SCJN, Hicimos efectivo el poder más grande, superior al legislativo y judicial, nosotros tenemos el Poder Social.

Desde nuestra soberanía nos facultamos en nuestras escuelas a ejercer ese poder, luchar por la nueva patria y avanzar en la formación de niños y jóvenes con pleno desarrollo de sus facultades, no necesitamos más que la resistencia, tenacidad y la ocupación de nuestras escuelas a través del conocimiento colectivo acumulado en décadas de experiencia de formación y lucha.

Hoy convocamos al magisterio nacional a renunciar a ese falso debate de Esteban Moctezuma, Guevara Niebla y lacayos del neoliberalismo que pretenden abrir huecos al interior del Proyecto de Nación de MORENA y del Proyecto de nación del Pueblo de México.

Nuestra lucha no es por un examen, tampoco por nuestra permanencia, es por el rescate de México, de la soberanía y del rumbo completo de nuestra patria, de nuestro pasado, presente y futuro.

Como gritan en las calles mis compañero/as del Movimiento Magisterial de Bases de Morelos:

¡NI UN PASO ATRÁS!

RESISTIR, OCUPAR, EDUCAR, TRANSFORMAR, CONSTRUIR PODER POPULAR

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Roberto Equihua, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

Desnudando el nuevo modelo educativo

MarcaTexto -

Desnudando el nuevo modelo educativo

*Imagen cortesía de El Fisgón y La  Jornada-291115

Pedro Hernández Morales*/070818

CNTE/Sección 9.

*Profesor normalista integrante de la Sección 9 CNTE.

“La tarea de los maestros, esos soldados oscuros de la civilización, es dar al pueblo los medios intelectuales para rebelarse”

Louise Michel, maestra y combatiente en la Comuna de París. 

La reforma educativa es la culminación de los acuerdos, alianzas, compromisos y pactos entre los poderes facticos nacionales e internacionales de los últimos 5 sexenios que influyen en la política educativa fomentando la privatización de la educación y deteriorando los derechos laborales de los trabajadores de la educación. 

Es una reforma impuesta que carece de legitimidad y que responsabiliza a los maestros de la baja calidad educativa, reemplaza los valores históricos de la educación pública por los del mercado, impone una evaluación punitiva que despoja de la plaza base y después de todo un sexenio dedicado a someter a sangre y fuego a los docentes para el control laboral y político a través de la reforma a los artículos 3º y 73° de la Constitución de los EUM y la promulgación de las Leyes del Servicio Profesional Docente, del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa y la modificación a la Ley General de Educación así como la armonización de las leyes estatales de educación; presenta un Modelo Educativo que llegó tarde pues apenas el 13 de marzo del 2017, el sargento Nuño presentó la versión “definitiva” con la clara intención de fortalecer su campaña en busca de la candidatura presidencial frustrada por la lucha de la CNTE contra la reforma educativa. 

Este Modelo empezó por el piso 20 del edificio escolar, es decir primero impuso la evaluación docente y todo el entramado jurídico que les garantizará la aplicación de un Modelo que busca trascender el sexenio de Peña Nieto como un gran legado educativo hacia el 2030, ¡diseñado para 12 ciclos escolares! Y toda una generación desde preescolar hasta educación media superior, para valorar su pertinencia, independientemente de vaivenes político-electorales. 

En los documentos: 'Los fines de la educación', 'Modelo Educativo para la Educación Obligatoria', 'Aprendizajes Clave' y 'Ruta para la Implementación del Modelo Educativo'; se configura el andamiaje pedagógico, filosófico y político de la visión neoliberal sobre la educación para el México del siglo XXI.

Con el eslogan “educar para la libertad y la creatividad” se intenta argumentar sobre la necesidad de una educación integral para todos. No se reconoce que precisamente fueron estas políticas neoliberales las que han puesto en jaque y llevado a una devastación a la educación pública en nuestro país. 

En el Modelo Educativo para la educación obligatoria se plantean 5 ejes:

1) Planteamiento curricular,

2) La escuela al centro,

3) Formación y desarrollo profesional docente,

4) Inclusión y equidad, y

5) Gobernanza del sistema educativo. 

Cada uno de ellos configura las piezas del rompecabezas de la política educativa oficial que no considera las especificidades ni los contextos de la diversidad de escuelas mexicanas que desarrollan su trabajo en la precariedad y en la ausencia del financiamiento y los recursos indispensables para transformar la educación. 

Al conjunto de “conocimientos, prácticas, habilidades, actitudes y valores fundamentales que contribuyen al crecimiento integral del estudiante” les llaman ‘Aprendizajes Clave’, señalando que deben desarrollarse invariablemente en la escuela y que de no ser aprendidos dejarían carencias difíciles de compensar condenando a los estudiantes al atraso y la marginación. 

Por ello, en el documento Aprendizajes Clave (676 páginas) se justifica la reforma curricular que empezará aplicarse en agosto del 2018, cuando faltan 4 meses para que culmine el sexenio Peñista. 

En el Planteamiento Curricular establece un currículo de tres componentes, dos de ellos obligatorios a nivel nacional: 

1) Campos de Formación Académica (Lenguaje y comunicación, Pensamiento matemático y Exploración del mundo natural y social) y

2) Áreas de Desarrollo Personal (Artes, Educación socioemocional y Educación Física) y un tercer componente al que llama:

3) Autonomía Curricular para supuestamente atender la diversidad y las necesidades de los alumnos.

Esta última es, en realidad, una “autonomía” de gestión acotada a una oferta de proyectos ligados a empresas y organizaciones interesadas en proveer de servicios a las escuelas; es decir, una “autonomía” para la privatización de la educación y la eliminación de docentes en las escuelas (por ejemplo maestros de Tecnológicas de secundarias). 

Este 'Modelo Educativo' es un conjunto de buenos deseos, estructurado con base en supuestos enunciados pedagógicos de vanguardia, incluyendo planteamientos sustentados en teorías sin una contextualización adecuada, es decir se construye un edificio barroco sin cimientos, es un compendio abigarrado de buenos propósitos y lugares comunes; la SEP pretende que en una semana de actualización “en cascada” por los docentes que se aplicaron en el curso en línea, se conozca, analice y comprenda un Modelo que tardaron 4 años para presentarlo, que nunca fue consultado, con una autonomía curricular acotada a la oferta del mercado empresarial y que constituye un riesgo para el futuro del país. 

Los docentes no podemos embarcarnos en un Modelo que se hunde, junto al gobierno que lo creó; la pregunta es si acataremos las disposiciones verticales de las autoridades educativas que han lastimado la dignidad del magisterio, que todo un sexenio emplearon una guerra mediática y a las corporaciones policiacas para imponer a sangre y fuego su reforma insignia que encontró la resistencia permanente de la lucha magisterial encabezada por la CNTE.

La expresión de hartazgo de millones de mexicanos en el reciente proceso electoral debe encontrar su cauce también en otro proyecto educativo, en otra educación para la emancipación.

Maestros cumplamos con nuestro deber histórico, la resistencia también es pedagógica.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Pedro Hernández Morales, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

La ruta de la desobediencia

MarcaTexto -

La ruta de la desobediencia

La Jornada/040818.

Lev M. Velázquez Barriga*

* Doctor en pedagogía crítica. 

*Imagen. Cortesía de 'Animal Político' .

El gobierno actual gastó cuatro veces más para evaluación que para formación de los docentes; la campaña mediática de desprestigio que presentó a las oposiciones magisteriales como un sector negativo a evaluarse y profesionalizarse fue más costosa que los programas de capacitación del magisterio.

De inicio, los autores intelectuales de la reforma educativa vieron que la evaluación y la formación contenían los medios esenciales para que, además de crear una subjetividad docente que se apropiara del discurso y las prácticas pertinentes al proceso de acumulación de sus empresas, les abriera campos de oportunidad para detonar la economía cognitiva, siguiendo el ejemplo estadunidense donde se obtienen más ganancias por la industria de los exámenes estandarizados que por las entradas a las salas de cine. 

El bajo presupuesto para la formación docente no ha limitado el desarrollo de un mercado prominente. La vieja carrera magisterial, siendo opcional, no garantizaba la interiorización universal de la pedagogía de la rentabilidad basada en competencias, la formación de maestros representó una carga logística y presupuestal para el Estado; en cambio, el nuevo servicio profesional docente es obligatorio, transfiere dinero público a los particulares para que se hagan cargo de una parte de la capacitación y de manera paralela dinamiza el mercado privado de la formación, impulsado por el temor a las consecuencias de la evaluación y por una nueva moda pedagógica que sustituye las competencias por los aprendizajes clave.

Esta moda y las distintas etapas de la evaluación alimentan la producción industrial de libros, materiales didácticos, cursos, asesorías, conferencias y prediseños de clubes que harán de falsa autonomía curricular, de modo que al maestro no se le forme para que se apropie de su materia de trabajo y desborde sus capacidades creativas, sino que se le prepara para el consumo desmedido de mercancías cognitivas hechas externamente a sus vivencias cotidianas en el contexto escolar para asimilar el lenguaje de la segunda homogeneización cultural del capital (la primera fue la colonización europea). 

Frente a estos procesos de mercantilización e industrialización de la evaluación y la formación, de interiorización docente de los valores educativos neoliberales, de capacitación para promover la estandarización o segunda homogeneización de la cultura capitalista, las disidencias magisteriales están respondiendo con trayectos formativos que avanzan en lógicas opuestas. Por estas semanas de receso escolar, desde hace 13 años se desarrolla la Guelaguetza Magisterial y Popular, organizada por la Sección 22 para desprivatizar, desmercantilizar y arrancar de las élites neocoloniales lo que en realidad es una manifestación solidaria de las clases subalternas y de las cosmovisiones de los pueblos comunales de Oaxaca; también se dan cita, en la Primera Comunidad Pedagógica Estatal, cientos de maestros disidentes de Chiapas para compartir sus experiencias alternativas emancipadoras y para consolidar un proyecto de educación propia. 

En Morelia, la sección XVIII-CNTE realizó el décimo quinto Taller del Educador Popular, que en algunos años albergó hasta 6 mil participantes, quizás es el espacio regional de confluencia de los educadores populares más grande de América Latina. Mediante conferencias, mesas de trabajo y talleres específicos se analizan los contextos glocales de las reformas educativas; se aprenden las pedagogías críticas y del sur, entendido como locación geográfica para construir los saberes pluriversales de los pueblos oprimidos del mundo; se apropian de las herramientas para la implementación de una economía endógena, solidaria y de la sustentabilidad ambiental desde la escuela; se aprenden los conocimientos teóricos necesarios para la planeación escolar en la comunidad; se desarrollan habilidades para la educación lúdica, deportiva, artística y cultural, demeritada por la reforma tecnocrática. 

La síntesis histórica de 15 talleres del educador popular, de cuatro congresos pedagógicos, dos décadas intercambiando experiencias regionales y latinoamericanas, es el Programa Democrático de Educación y Cultura para el estado de Michoacán (PDECEM), un modelo que vincula el proyecto escolar-comunitario con la edificación del proyecto nacional para la soberanía popular y el buen vivir, donde los docentes han sistematizado libros de texto propios para todos los grados de educación básica y diseñado formas de evaluación alternativa. 

El PDECEM pasa por 4 mil 500 escuelas de Michoacán. Para seguirlo impulsando, así como apropiarse de sus principios y metodología, los docentes en desobediencia no asistirán a la capacitación para el nuevo modelo educativo que la SEP convocó del 6 al 10 de agosto, en su lugar replicarán 22 talleres regionales del educador popular, tampoco irán a las reuniones oficiales de consejo técnico escolar de inicios de ciclo ni a las planificadas cada mes en el año lectivo; cada zona escolar dará vida a la célula orgánica del movimiento pedagógico mediante los colectivos de planeación alternativa. 

Rutas similares de desacato al calendario de capacitaciones de la SEP, de autoconstrucción de subjetividades docentes decoloniales, críticas, autónomas y rebeldes, que se niegan a un tipo de formación para el consumo de mercancías cognitivas y para ser forjadores de sujetos útiles a las transformaciones del capitalismo, se constituyen en los diferentes contingentes de la CNTE y de múltiples colectivos magisteriales democráticos con el firme propósito de cancelar el nuevo modelo educativo por la vía de la implementación de propuestas creadas con la inteligencia colectiva e insumisa de los maestros.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Lev M. Velázquez Barriga, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

‘Cultura Urbana’, 14 años de apertura

MarcaTexto -

‘Cultura Urbana’, 14 años de apertura

*Imagen. Cortesía 'radioamlo.org'.

Elena Poniatowska

La Jornada/170618. 

Hace poco más de 17 años nació la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM), por el impulso del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, y la amplia visión pedagógica y social de Manuel Pérez Rocha, su primer rector.

Desde entonces, la UACM ha sido víctima de una serie de ataques de sectores conservadores que no ven con buenos ojos un proyecto cuyos compromisos y objetivos son, a todas luces, de estricta justicia social. Esos ataques consisten en un grueso montón de infundios, falsificaciones, embustes. En unos casos han obedecido a mera ignorancia de quienes los repiten; tratándose de los que las generan, las distorsiones proceden a las claras de una completa mala fe. Ahora la UACM es una universidad muy joven y da muestras suficientes de una sólida temprana madurez, de brío y de plena capacidad de progreso. 

La UACM ha podido contar, entre sus frutos ricos y plenamente representativos, con la revista ‘Cultura Urbana’, nacida ya hace 14 años. Dirige la revista desde su fundación Juan José Reyes, ensayista, periodista, editor y una presencia muy querida dentro de la literatura mexicana, porque siempre está listo para reconocer los méritos de los demás antes que los suyos. Acabo de leer dos excelentes textos suyos en ‘Proceso’ sobre dos queridísimos amigos nuestros: Sergio Pitol y Carlos Monsiváis. Juan José está en el centro de estas lides desde hace ya años, como el incansable corazón del suplemento de ‘Novedades’; dirigió la revista ‘Textual’ –que también él inventó– y ha publicado aquí y allá, en revistas y diarios reseñas y críticas generosas sobre un gremio difícil como es el de los escritores. Prepara un libro acerca de aquel personaje más o menos tenebroso de nuestra vida cultural y periodística y política que fue Emilio Uranga.

 –He leído con gusto algunos números de ‘Cultura Urbana’. ¿Cómo va?

 –Muy bien, en la medida en que se trata de una revista de una universidad que cuenta con recursos limitados. Me refiero a recursos financieros y materiales. En lo que corresponde al fondo, la colaboración de maestros de la UACM y desde luego de estudiantes da cada vez mayor vitalidad a la publicación. 

En su vasta y siempre provechosa experiencia, Juan José Reyes –nacido entre libros y entre escritores, como su abuela, la pionera del género policiaco en nuestro país, la Agatha Christie mexicana, María Elvira Bermúdez, y su padre, el ensayista Salvador Reyes Nevares– ha sabido forjar un raro, por extenso, poder de convocatoria entre los autores nacionales. En las páginas de ‘Cultura Urbana’ es posible encontrar colaboraciones de varios escritores de primera. 

–El medio literario, como sabes muy bien, Elena, no es nada sencillo. Lo que se conoce como la vida literaria suele estar poblada por susceptibilidades excesivas, celos y recelos, disputas abiertas o veladas pero, como sabes también, prevalece la generosidad. Pero no se trata de que la generosidad del medio, en nuestro caso, obedezca en especial al llamado que necesariamente hace el equipo de ‘Cultura Urbana’, sino que los mejores escritores del país ven con simpatía a la UACM y colaboran con ella y con su publicación. Recordemos aquí a Vicente Leñero, Jorge López Páez, Juan Gelman, Sergio González Rodríguez y Miguel Ángel Granados Chapa, o a personajes que están en plena actividad, y los poetas José Luis Rivas, Jorge Brash, Alicia García Bergua, Alberto Blanco, Tedi López Mills, Francisco Hernández, Rocío Cerón, Tanya Huntington, Mónica Nepote, Eduardo Vázquez, Josué Ramírez, o Jorge Fernández Granados, Carla Faesler y una serie de narradores, cronistas, críticos, como Ana García Bergua, Ana Clavel, Emiliano Pérez Cruz, Magali Tercero, Fabrizio Mejía, Enrique Serna, Rosa Beltrán. Francisco Hinojosa, Beatriz Espejo, José María Espinasa, Adolfo Castañón, Roberto García Bonilla. Es una lista muy amplia. Destaca en ella la valiosísima participación de integrantes del innovador profesorado de la carrera de creación literaria de nuestra universidad. Te digo sus nombres según van viniendo ahora a mi memoria: Adriana González Mateos, Adriana Jiménez, Leticia Romero Chumacero, Héctor Carreto, Adriana Azucena Rodríguez, Mónica Lavín, Teresa Dey... Otros poetas que trabajan en la UACM se han sumado a la revista, como Felipe Vázquez y Eduardo Mosches. 

Tú revista es muy bonita. Muy bien diseñada e ilustrada… 

–Lo que he apuntado en cuanto a los autores de textos ha de decirse con relación a los ilustradores. Al lado de muy jóvenes artistas visuales, ‘Cultura Urbana’ cuenta con la amistad y la colaboración de los consagrados. Hace poco nada menos que Vicente Rojo nos envió un espléndido material que le solicitamos, y así como el formidable Vicente han hecho lo mismo Lourdes Almeyda, Arturo Rivera, Lourdes Grobet, Alejandro Magallanes. Pienso también en un artista mazateco de poderosa imaginación: Filogonio Velasco, o en los muy buenos trabajos de Gustavo Abascal y, desde luego, en los reiterados aportes de nuestro diseñador gráfico, Juan Pablo de la Colina.

 –¿Te han dado línea, como se dice entre periodistas, alguna consigna específica? 

–Nunca. Desde la primera vez que conversamos Manuel Pérez Rocha y yo quedó claro que ‘Cultura Urbana’, como las otras revistas de la UACM, sólo podía representar a nuestra universidad en cuanto gozara de plena libertad. De este modo ha pasado el tiempo: la revista es claramente una publicación abierta y crítica. Y de este modo seguirá pasando el tiempo, para emplear una expresión del gusto de José Emilio Pacheco, también colaborador y amigo nuestro. En tal sentido, muy claramente, ‘Cultura Urbana’ va en el ritmo promisorio de la historia del país, según puede columbrarse en el campo de la política con la aparición de un alba limpia al fin, clara, transparente.

No olvidamos aquí, Elena, lo que apuntaba don Alfonso Reyes: 'Un país de lengua empobrecida es un país que no detiene su empobrecimiento'. 

Las palabras de Juan José Reyes son a la vez serias y entusiastas. Subrayo estos dos atributos, se los hago ver. Sonríe, tantito, y hace un gesto con que parece asumir lo que le digo. Apunta entonces: 

–No puede hacerse una revista más que con un espíritu a la vez riguroso y alegre.

Fíjate en que además, la publicación, al estar centrada en la vida de esta megaurbe, tiene que atender a las tres dimensiones temporarias: al pasado, obstinadamente vivo; al presente, de sostenida fugacidad, y al futuro, labrado con el material hirviente o aparentemente frío de los otros dos tiempos. ¿Qué es una ciudad, en gran medida, sino su pasado? La revista se preocupa sin falta de asomarse a la vida de los barrios populares y de los pueblos originarios que la habitan, ahora, en este presente que da muestra incesante de querer aniquilarlos, sin logarlo, por fortuna. Hemos tratado la vida de Milpa Alta, de Xochimilco, de La Merced, y ponemos en recirculación la mirada en especial de nuestros grandes escritores liberales, marcados por el juarismo. Todo esto caza con el material literario que solicitamos y que recibimos muy contentos de nuestros colaboradores. Los miembros del consejo editorial son dos poetas (David Huerta y Óscar González), la editora (Rowena Bali, narradora) y el propio diseñador (Juan Pablo de la Colina). 

–¡Un equipo muy pequeño! 

–Nos las arreglamos. No paramos todo el día. Entregamos todo a la revista, a la UACM.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Elena Poniatowska, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

Los maestros en la ciudad

MarcaTexto -

Los maestros en la ciudad

*Imagen. Cortesía de CNTE/Sección 9.

Bernardo Bátiz V.

La Jornda/110618.

Los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) están nuevamente en Ciudad de México, como en otras ocasiones recorren calles y avenidas, se acercan, a veces con mucho trabajo y forcejeando con cuerpos policiacos, a las oficinas públicas, las secretarías de Gobernación o de Educación Pública (SEP) para reiterar sus requerimientos.

Sin duda, causan molestias a quienes transitan a pie o en auto, pero principalmente a estos últimos que no pueden avanzar rápido en las ya de por sí atestadas vías capitalinas. 

Pedro Miguel, cuando llegaron los maestros, mandó un mensaje por las redes sociales pidiéndonos paciencia y solidaridad; nosotros perdemos algunos minutos al no poder llegar rápidamente adónde vamos, pero es justo pensar también en que si estos ciudadanos de otras entidades, están aquí, en la capital del país, no de vacaciones, haciendo un esfuerzo nada cómodo ni suave para hacerse presentes y ser escuchados, lo menos que podemos hacer es oír sus reclamos, tratar de entenderles y atenderlos.

Me sumo a la solicitud de Pedro Miguel y a mi vez, a pesar de la época electoral en la que estamos y sus problemas que tanto nos preocupan y ocupan, sugiero que tengamos como sociedad, pueblo y autoridades, un rasgo de entendimiento con los visitantes y tratemos de escucharlos y entender las razones por las que están aquí. 

Los medios, en su mayoría voceros dóciles de las opiniones oficiales, nuevamente se encargan, a veces abiertamente, a veces en forma soslayada, de condenarlos como personas que abandonan su trabajo y su deber con los escolares a su cargo y vienen a alborotar y causar problemas a quienes no tenemos nada que ver con ellos; la verdad es que todos los mexicanos deberíamos estar enterados del debate teórico y de la lucha política que los maestros están dando ahora, otra vez, porque no han sido atendidos, en cuanto a la reforma educativa, que el gobierno que está por concluir trata de imponerles, por las buenas o por las malas y sin escuchar sus razones y dando largas y evasivas. 

Una información inicial, que todos deberíamos escuchar, lo mismo quienes se molestan y los que no, es que los expertos en materias de didáctica y pedagogía han opinado en favor de los puntos de vista de los manifestantes; recuerdo sólo unos cuantos, Manuel Gil Antón, Raquel Sosa Elízaga, Manuel Pérez Rocha, Hugo Aboites, Antonia Candela, Teresa Garduño, Alberto Arnaut, pero muchos más, que hablan y escriben señalando las graves fallas teóricas y prácticas de la reforma, sin que hayan encontrado espacios y foros para un debate serio y objetivo. 

Los medios exageran las molestias que las marchas y plantones acarrean, pero cierran sus espacios a quienes plantean el fondo de la discrepancia. Entre tantas cosas complicadas en este país, está el tema de los medios de comunicación; no pueden servir únicamente para publicidad o pa­ra ser los encargados de defender o atacar a quienes participan en la vida pública del país. Los medios de comunicación tienen mucho poder y es necesario acotarlo, es indispensable garantizar la imparcialidad y la objetividad y, por tanto, el derecho de réplica, la oportunidad para que los debates que se dan en programas y noticiarios se conduzcan con buena fe, dispuestos siempre a difundir los distintos puntos de vista en cada tema y no sólo los de quienes dan las consignas. 

Los maestros de la CNTE nos piden que debemos recordar que en el artículo tercero constitucional modificado o más bien deformado, por las llamadas reformas estructurales, aún conserva los principios y lineamientos que son la esencia de este precepto; la educación como responsabilidad del Estado y que la que imparta, en cualquiera de sus grados y modalidades debe ser gratuita. 

Esa disposición constitucional es una de las banderas de los maestros. Exigen que el presupuesto de la SEP se destine a cubrir los gastos de las escuelas, salarios justos para los docentes y espacios y materiales adecuados para el proceso educativo; con razón, como muchos otros ciudadanos, critican el dispendio en publicidad de la SEP que se hizo público hace un par de semanas. 

Defienden también la estabilidad laboral; el derecho que tienen a la seguridad social, atención médica y medicinas y principalmente, certeza de que al final de su vida útil, contarán con un ingreso para su vejez. 

Muy mal que los medios de comunicación oficialistas, especialmente algunos conductores de programas de radio y televisión, satanicen las exigencias de los docentes e inviten a un verdadero linchamiento social en su contra, muy mal que los cubran de epítetos y descalificaciones. 

Es necesario, por ética y por respeto a la dignidad de las personas, en este caso de maestras y maestros luchadores por la educación, que sean escuchados y con objetividad se den a conocer los motivos que los orillan al activismo del que tienen que echar mano para defender su causa.

Ciudad de México, 8 de junio de 2018.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Nota mía: Respetuosamente me permití modificar levemente la estructura del artículo de Bernardo Bátiz, con la exclusiva finalidad de facilitar su lectura en el formato de Odiseo. Alfredo Macías Narro.

Sección: Tema: Etiquetas: 

¿Por qué el SNTE apoya a Meade?

Bitácora Educativa -

Rogelio Javier Alonso Ruiz* proferogelio.blogspot.com

El 7 de julio de 2016, dos semanas después del enfrentamiento de Nochixtlán, punto crítico de las protestas magisteriales contra la Reforma Educativa, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) emitió un comunicado en el que fijaba su postura acerca de la implementación de la misma. En el escrito, expresaba algunos resolutivos entre los que destacaban la eliminación de cualquier rasgo punitivo de la evaluación docente, así como la diversificación y contextualización de sus instrumentos, su realización dentro de la jornada laboral y, en general, el replanteamiento de todo el proceso, para redundar en una evaluación más realista y cercana a la experiencia cotidiana. Se expresaban también otras exigencias tales como la transformación de las condiciones de infraestructura de los planteles educativos y el fortalecimiento de las Escuelas Normales, entre otras. El documento, que fue firmado por Juan Díaz de la Torre, Presidente del Consejo General Sindical, y 55 secretarios generales seccionales, reconocía entonces fallas graves no sólo de la aplicación de la Reforma Educativa, sino del funcionamiento en general del sistema educativo, y urgía a las autoridades a tomar las medidas correspondientes para su solución.

El pasado 19 de marzo, más de año y medio después del comunicado mencionado anteriormente, Juan Díaz de la Torre, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y consejero nacional del partido político Nueva Alianza, ofreció a José Antonio Meade Kuribreña, aspirante a la Presidencia de la República por parte del Partido Revolucionario Institucional (PRI), el apoyo total de los maestros del país.   Semanas después, incluso, se atrevió a poner a disposición del candidato tricolor un auténtico ejército: más de 300,000 docentes al servicio de su campaña. Resulta contradictorio el actuar del SNTE cuando meses antes supuestamente condenaba las graves fallas de la implementación de la Reforma Educativa, para después sumarse a la campaña electoral del candidato que precisamente la ha defendido a ultranza y además ha ofrecido dar continuidad a la misma. Lo anterior deja en evidencia que el comunicado de 2016 fue mera pose mediática y una auténtica tomadura de pelo para el magisterio, pues no reflejaba las intenciones verdaderas del SNTE.

Las dulces promesas de Meade hacia el magisterio contrastan notablemente con los hechos más recientes del régimen al cual pertenece, representa y desea dar continuidad. Por ejemplo, el candidato ha mencionado su deseo de contextualizar la evaluación docente, cuando en los últimos años las inconformidades y protestas de los profesores en relación a la pertinencia de ésta han sido ignoradas y, en algunos casos, violentamente aplacadas. Propone también, sin especificar mayor detalle, mejores salarios a los maestros, cuando en los últimos años el gobierno para el cual trabajó se ha encargado de mermar significativamente el poder adquisitivo de los profesores al otorgarles los incrementos salariales más bajos de los últimos tiempos. Pretende además cuadruplicar la cantidad de Escuelas de Tiempo Completo, cuando en los últimos años han quedado en evidencia problemas de pago a los maestros de este tipo de planteles, además  de no otorgar los suficientes recursos humanos y de infraestructura a estas escuelas. Habla asimismo del fortalecimiento de las Normales, pero omite decir que el régimen para el que laboró se encargó de aniquilar, en sus primeros cuatro años, más de una cuarta parte de la matrícula nacional de normalistas al permitir que la docencia sea ejercida sin una preparación especializada.  Entonces, con promesas como las anteriores, pareciera que Meade y el SNTE apuestan por la falta de memoria del magisterio: creyeran que se puede endulzar el oído del maestro cuando en el último sexenio ha sido golpeado hasta el punto de llegar a su descrédito social.  

Así pues, considerando lo anterior, surgen varias preguntas: ¿por qué una organización como el SNTE, cuyo lema es “por la educación al servicio del pueblo”, ofrece su apoyo a un proyecto que está sobradamente demostrado que no favorece ni al magisterio y ni a la educación en general? ¿por qué apoya una campaña que incluso es coordinada por el ex secretario de Educación que tiene alto grado de responsabilidad en las afectaciones que antes denunciaba? ¿por qué respaldar promesas que prácticamente son meras mentiras a la luz de los hechos más recientes? ¿por qué sumarse a quien ofrece defender con uñas y dientes la Reforma Educativa cuando hace un par de años expresaba en un comunicado sus supuestas exigencias para resolver las profundas deficiencias de la implementación de estas modificaciones constitucionales?

En suma, el apoyo del SNTE a la campaña electoral del representante del régimen actual tiene múltiples significados. Representa, por ejemplo, el desprecio a las inconformidades de la base trabajadora a la cual supuestamente deberían escuchar: es evidente el enojo de gran parte del magisterio hacia el gobierno actual, no obstante, su sindicato ha hecho oídos sordos ante esto.

Significa apoyar un proyecto educativo que se ha basado en la desvalorización, estigmatización, precarización y desprofesionalización de la labor docente. Simboliza apoyar a un gobierno que no ha sido capaz, siquiera, de proveer de tazas sanitarias a todas las escuelas del país.

Representa, quizá también, la búsqueda del SNTE por seguir obteniendo privilegios por parte del gobierno: no olvidemos los cientos de millones de pesos que recibió para promover la Reforma Educativa, así como la flexibilidad de las autoridades para seguir permitiendo que no se cumpla el artículo 78 de la Ley General del Servicio Profesional Docente (cualquier comisión se ejercerá sin goce de sueldo). Simboliza, por ejemplo, la aceptación de personajes que son capaces de gastar casi dos mil millones de pesos anuales pesos en publicidad cuando, simultáneamente… ¡simultaneamente! hay escuelas sin techos dignos, agua potable ni drenaje. Así pues, retomando el título de este escrito, ¿por qué el SNTE apoya a Meade? La respuesta todos la sospechamos, pero es seguro que no es por el beneficio del magisterio y de la educación en general.

*Rogelio Javier Alonso Ruiz. Docente colimense de Educación Primaria (Esc. Prim. Distribuidores Nissan No. 61 T.V.) y de Educación Superior (Instituto Superior de Educación Normal del Estado de Colima). Licenciado en Educación Primaria y Maestro en Pedagogía. 

Sección: Tema: Etiquetas: 

Suscribirse a Odiseo, Revista electrónica de pedagogía agregador: Portada