La relación proyecto educativo de año – grupo – proyectos profesionales de los estudiantes

Valia Leal Rosales (1), Julia Esther Céspedes Acuña (1), Blanca Cortón Romero (1)

(1) Universidad de Ciencias Pedagógicas Frank País García en Santiago de Cuba. Cuba

Resumen: El profesional de la educación posee el encargo social de educar a las nuevas generaciones y prepararlos para que sean personas capaces de ponerse a tono con las exigencias de los nuevos tiempos, sus conocimientos, capacidades y habilidades, y posean los valores morales necesarios para la transformación de la sociedad. Existe en las Universidades formadoras de docentes un reconocimiento a la necesidad de desarrollar acciones, desde el proyecto educativo del año y del grupo, que direccionen la labor educativa en función de perfeccionar el trabajo de orientación profesional a partir de estimular el desarrollo de proyectos profesionales en los estudiantes, con el objetivo de lograr que la motivación profesional pedagógica se convierta en una tendencia orientadora de la personalidad de los jóvenes, convirtiéndose en sujetos de su propia formación, como requiere el docente del siglo XXI, lo que avala el estudio de las autoras y corrobora la actualidad del tema.

Palabras claves: orientación profesional, orientación profesional pedagógica, intereses profesionales pedagógicos, proyectos de desarrollo profesional, proyectos educativos.

Abstract: The professional of the education possesses the social responsibility of to educate to the new generations and to prepare them so that they are people able to put on to tone with the demands of the new times, her knowledge, capacities and abilities, and possess the necessary moral values for the transformation of the society. It exists in the Universities formadoras of educational a recognition to the necessity of developing actions, from the educational project of the year and of the group that you/they address the educational work in function of perfecting the work of professional orientation starting from stimulating the development of professional projects in the students, with the objective of achieving that the pedagogic professional motivation becomes a tendency orientadora of the personality of the youths, becoming in subject of its own formation, like it requires the educational of the XXI century, what endorses the study of the authors and it corroborates the present time of the topic.

Key words: professional orientation, pedagogic professional orientation, interest pedagogic professionals, projects of development professional, educational projects.

Introducción

La formación de educadores ha sido tarea permanente de la sociedad cubana. Este es el profesional que posee el encargo social de educar a las nuevas generaciones y prepararlos para que sean personas capaces de ponerse a tono con las exigencias de los nuevos tiempos, con sus conocimientos, capacidades y habilidades, y posean los valores morales necesarios para la transformación de la sociedad.

La orientación profesional pedagógica, es el proceso que abarca el conjunto de influencias educativas que se dirigen a estimular la vocación pedagógica, no solo para el ingreso al centro de formación pedagógica sino para su permanencia y desarrollo como futuro profesional.

Las autoras presentan, a partir de teorizar en el sistema categorial que la sustenta, una estrategia pedagógica aprobada y aplicada con resultados satisfactorios en la Universidad de Ciencias Pedagógicas como parte de la instrumentación del proyecto investigativo: “La perspectiva afectivo – motivacional y cognitiva - instrumental en la formación de los profesionales de la educación en el territorio santiaguero”.

Desarrollo

Las autoras asumen que la orientación profesional pedagógica es…”un proceso sistemático y planificado de ayuda especializada, dirigido a que los alumnos aprendan a conocerse a sí mismos, a explorar las oportunidades pedagógicas y a tomar decisiones profesionales, que sustenten sus proyectos profesionales”[1]

Ante los retos de la sociedad contemporánea, se impone que el proceso de formación profesional que tiene lugar en las universidades deba desplazar el centro de atención del proceso de formación, de la adquisición de conocimientos y habilidades a la formación integral de la personalidad del estudiante, de la concepción del estudiante como objeto de la formación profesional a la de sujeto de su formación profesional.

Teniendo en cuenta lo planteado en esta definición, es preciso direccionar el proceso de orientación profesional en las universidades pedagógicas, en función, no solo formar actitudes y aptitudes acorde a las exigencias de la profesión pedagógica, sino de ayudar a los estudiante que ingresan, a que puedan descubrir el mejor modo de desarrollar sus potencialidades, encauzar sus intereses profesionales, construir y explicitar sus proyectos de desarrollo profesional, lo que propiciará una elevada realización personal e integración a la actividad pedagógica.

Resulta necesario orientar a los estudiantes a encauzar sus intereses profesionales y a elaborar proyectos de desarrollo profesional sólidos y realizables, donde se comprometan todas sus potencialidades, apoyándose en lo que es, quiere ser, y puede llegar a convertirse

Jiménez, María. E considera que los intereses profesionales pedagógicos “son respuestas afectivas de una persona a estímulos ocupacionalmente relevantes relacionados con enseñar y educar y en este sentido su preferencia se basa en relativa deseabilidad de los aspectos percibidos de esos estímulos”[2]. Estos intereses profesionales pedagógicos, como nivel superior de desarrollo de su identidad profesional, le permiten al estudiante una identificación profunda con su profesión, que unido a su capacidad de autovalorarse, autodeterminar y al sistema de influencias educativas recibidas, permite entonces concretar la construcción de sus proyectos de desarrollo profesional.

Se define los proyectos de desarrollo profesional, como “”una formación psicológica integradora de las orientaciones vitales de la personalidad, asociadas a la preparación y desempeño del sujeto en una profesión determinada”[3]

Atendiendo a lo planteado en esta definición, estos proyectos se construyen en una etapa superior del desarrollo de la personalidad, que se manifiesta en la autodirección, autovaloración y autodeterminación del sujeto, para proyectar su futuro profesional, trazándose objetivos-metas, resultantes de sus potencialidades y buscar alternativas de solución de los problemas profesionales que se les presentan en su formación. Es decir que estos, determinan las direcciones de los estudiantes, hacia el contenido de su profesión, al permitirle darse cuenta de lo quién es, qué quiere ser y en quién puede llegar a convertirse.

El proceso de orientación profesional pedagógica puede formar intereses profesionales sólidos, hacia esta profesión en la medida en que tenga en cuenta en su desarrollo:

  • El equilibrio entre las características y objetivos del modelo de profesional y las necesidades educativas de los estudiantes.
  • Lograr una preparación técnica, profunda en los estudiantes con la introducción de métodos desarrolladores desde las clases.
  • Brindar modelos de actuación profesional positivos, de acuerdo con sus valoraciones e identidad personal, que se conjugue con una elevada proyección y satisfacción por la profesión.
  • Favorecer el desarrollo de un pensamiento crítico (autocrítico) y reflexivo.

En este proceso es fundamental el papel del colectivo pedagógico en el desarrollo de la orientación profesional pedagógica, desde el proyecto educativo de año y grupo, en función desarrollar una práctica educativa intencional que ayude a los estudiantes a adoptar e incorporar progresivamente planes y metas de actuación profesional, es decir ayude y facilite la construcción de proyectos profesionales, como futuros pedagogos, en dependencia del nivel de motivación que posea. Por otro lado se debe destacar el significado de los proyectos de desarrollo profesional, para lograr que los proyectos educativos en las universidades pedagógicas, logren la objetividad necesaria y se eleve calidad de la formación de este profesional

Los proyectos educativos son los mecanismos, que se distinguen en la educación superior cubana por la forma en que asumen: “… la labor educativa tanto desde el currículo, a través de las diferentes asignaturas que lo conforman, como extracurricularmente. Los proyectos educativos constituyen el elemento integrador de todas las acciones, con un enfoque en sistema”[4], es decir, que estos constituyen una herramienta viva para incorporar a los estudiantes al proceso, permitiendo que se autodirijan y lo haga suyo bajo la orientación del colectivo pedagógico, según el Dr. Horruitiner Silva.

Autores como Horruitiner Silva, Cortón Romero y Despaigne Hechavarría[5], en el contexto cubano, coinciden en afirmar que la eficacia de este instrumento se sustenta en el análisis realizado por los protagonistas principales de esta actividad: el colectivo de profesores y estudiantes de cada uno de los años de la carrera, quienes brindan con ello una respuesta integral a los objetivos más generales y aspectos particulares del quehacer educativo, que responden a las características de cada uno de los grupos, e incluso de cada uno de los estudiantes en particular. Esto también significa que la labor docente-educativa debe organizarse en función del cumplimiento de los proyectos educativos, teniendo en cuenta que estos resultan de vital importancia en la labor educativa de los diferentes grupos, de manera particular en el desarrollo de la identidad profesional pedagógica.

Es justamente en la instancia que corresponde al proyecto educativo de grupo, donde cada miembro sueña, proyecta y comienza a hacer realidad sus proyectos profesionales, es decir donde se concretan los proyectos de desarrollo profesional.

El proyecto educativo de la brigada o grupo debe estructurarse a partir de la discusión en la propia brigada de las acciones a desarrollar, siendo los mismos estudiantes los que las propongan de sus vivencias, sus perspectivas, posibilidades, intereses profesionales atendiendo a las condiciones concretas en que se desarrolla el trabajo de cada brigada. Se debe destacar el papel de la orientación educativa y de la profesional en particular, de guías, facilitadores, conductores del proceso para convocar y promover el análisis, llamar la atención sobre lo que los estudiantes no han percibido, tratando que los objetivos propuestos por ellos se correspondan con los objetivos más generales que se plantean en el modelo del profesional, y que este proyecto se corresponda con lo planeado en los proyectos educativos de la carrera y año. El papel del educador en este proceso no debe ser nunca impositivo, ni de suplantar al estudiante y organizarle toda su vida, matando su creatividad, sino de orientador y facilitador.

Todo lo cual supone la configuración futura de la profesión pedagógica asumida desde el presente con un carácter reflexivo, de búsqueda y construcción. La acción constructiva y la elaboración de un proyecto profesional pedagógico, exige del estudiante la reflexión sobre las informaciones, imágenes, modelos, etc., que posee dándole un sentido de cómo construirlo y cuáles serán sus consecuencias. De esta manera el alumno además del saber, adquirirá un saber hacer y un saber estar respecto a la profesión pedagógica, que serán aprendizajes fundamentales de la construcción y puesta en marcha de su proyecto profesional pedagógico, donde el colectivo pedagógico debe, actuar como facilitador y orientador desde su accionar en el proyecto educativo de año y grupo .

Por estas razones, en la orientación profesional en general y en la orientación profesional pedagógica en específico, cada actividad que se realiza posee una relación particular con el desarrollo del estudiante, que incluso varía de acuerdo, no solo con los estadios por los que pasa su vida, sino con sus propias particularidades individuales y en el contexto social en el que se desarrolla.

De esta forma la orientación profesional pedagógica no se centrará en comparar las aptitudes e intereses del alumno con las exigencias de la profesión pedagógica, sino que trabajará en sus representaciones profesionales ayudándolo a construir su futuro, a construir su proyecto profesional pedagógico.

De ahí la importancia que reviste desarrollar la orientación profesional pedagógica en el primer año de las universidades pedagógica, a partir de las posibilidades que brinda el proyecto educativo en sus diferentes instancias, como instrumento pedagógico por excelencia para el desarrollo de la labor educativa en función de la construcción de los proyectos de desarrollo profesional y de la formación del profesional que necesita la sociedad actual.

Ahora bien ¿Están los docentes universitarios preparados para afrontar este reto? ¿Reciben los estudiantes universitarios, en su formación, las herramientas necesarias para responder a las nuevas condiciones de sujetos del proceso?

Atendiendo a estos imperativos, las universidades pedagógicas desarrollan un continuo perfeccionamiento del proceso de formación de su profesional. En este proceso de perfeccionamiento de la formación desempeña un papel fundamental las investigaciones científicas, las que a través de sus resultados científicos, tanto en el plano teórico como práctico realizan transformaciones de la situación actual a la deseada.

Constituyen las estrategias, como resultados científicos en las investigaciones educativas, un instrumento ideal que ofrece soluciones prácticas para transformar la situación actual

En este sentido se propone una estrategia pedagógica para potenciar la orientación profesional en el primer año de las carreras pedagógicas, desde la relación proyecto educativo de año – grupo – proyectos profesionales de los estudiantes.

“... Las estrategias pedagógicas constituyen procesos de dirección educacional integrados por un conjunto o secuencia de acciones y actividades planificadas, organizadas, ejecutadas y controladas por la escuela para perfeccionar la formación de los alumnos de acuerdo con los objetivos concretos previamente delimitados”[6].

La concepción de la estrategia elaborada está integrada al proyecto educativo de primer año de la carrera de Marxismo – Historia. Tiene como propósito el perfeccionamiento del proceso de orientación profesional en el primer año, desde la relación Proyecto Educativo de año, grupo, proyectos profesionales. Por tanto sus acciones van dirigidas hacia el perfeccionamiento de la labor del colectivo pedagógico y de los estudiantes del año.

El carácter integrador de las acciones se sustenta en la interconexión de lo afectivo - cognitivo, lo motivacional, lo axiológico y lo creativo vivencial en función de encauzar los intereses profesionales, de modo tal que se potencie cualitativamente los proyectos profesionales de los estudiantes como parte de su formación integral, como profesional en formación.

El proceso de orientación profesional pedagógica desde el enfoque creativo vivencial, debe ser un proceso flexible, motivante y con la utilización de métodos y técnicas que promuevan la construcción de conocimientos sobre su profesión sobre la base de la exploración de sus vivencias

El sistema de acciones diseñado para la realización de la estrategia se desarrollan desde el enfoque creativo vivencial, a través de situaciones prácticas de la vida del estudiante en la universidad, en su año y en particular en su grupo, provocando una participación profunda y consciente en las mismas , lo que muestra una relación cognitivo-afectivo del estudiante con su profesión que influye no solo en elevar los niveles de motivación hacia la misma, sino también en sus intereses profesionales y por ende en sus proyectos profesionales.

La estrategia, diseñada, se desarrolla en tres etapas: Diagnóstico y preparación; Ejecución y Evaluación.

Su objetivo general es potenciar la dirección de la orientación profesional pedagógica en el en el primer año de las carreras pedagógicas, desde la relación Proyecto Educativo de año, grupo, proyectos profesionales.

Se estructura en etapas que contienen los momentos de su puesta en práctica, resumidos en direcciones que se concretan en acciones, que atendiendo a todos los componentes del proceso persiguen alcanzar los objetivos propuestos, proyectados de forma gradual en el Proyecto Educativo de año, grupo y proyectos profesionales, brindando las soluciones adecuadas para su desarrollo y contienen elementos para su evaluación y mejoramiento.

Las formas de organización para aplicar las técnicas y las vías que se utilizaron fueron sesiones de trabajo grupal o individual dentro del proceso docente-educativo. La utilización de estas herramientas, conscientemente dirigidas a la orientación del alumno por el colectivo pedagógico, permite una incidencia diferenciada en grupos y estudiantes a partir del conocimiento de su problemática particular.

La primera etapa es definida como diagnóstico y preparación, cuya dirección principal es la de establecer el diagnóstico de la efectividad de la orientación profesional del primer año de las carreras pedagógicas desde el proyecto educativo del año, grupo, proyectos profesionales.

Su objetivo específico es: Diagnosticar la efectividad de la orientación profesional pedagógica en el primer año de las carreras pedagógicas, desde el proyecto educativo del año, grupo, proyectos profesionales.

La primera acción es la de preparación y aplicación de los instrumentos para la determinación del nivel de desarrollo de la motivación profesional pedagógica y de elaboración de los proyectos profesionales en los estudiantes del primer año de la carrera Marxismo- Historia, así como, el nivel de preparación de los docentes del colectivo pedagógico para lograrlo.

Para ello es necesario concebir dos objetivos, uno, diagnosticar el nivel de desarrollo de la motivación profesional pedagógica y de elaboración de los proyectos profesionales en los estudiantes del primer año de la carrera Marxismo- Historia y diagnosticar el nivel de preparación del colectivo pedagógico de primer año de la carrera Marxismo- Historia para desarrollar el proceso de orientación profesional desde la relación proyecto educativo de año, grupo, proyectos de desarrollo profesional de los estudiantes.

La responsabilidad recae en los investigadores y deberá realizarse en la primera quincena del curso escolar con la participación del jefe de Carrera, coordinador, colectivo pedagógico, y estudiantes. La forma de evaluación es a partir de la aplicación del PNI de los instrumentos aplicados en el colectivo de año.

La acción 2 es la realización del Taller metodológico: Resultados del diagnóstico y presentación del proyecto educativo del primer año, en el colectivo de carrera y de primer año. Cuyos objetivos son los de, caracterizar al 1er año desde el estado de la motivación profesional pedagógica y definir las vías para la solución de los problemas del primer año desde el proyecto educativo de año y grupo.

La responsabilidad recae en el coordinador de año y deberá realizarse en la primera quincena del curso escolar con la participación de los investigadores, coordinador, colectivo de año y carrera. La forma de evaluación es a partir de la valoración de la caracterización psicopedagógica y sociocultural de los estudiantes por el colectivo pedagógico del año.

La segunda dirección es la de preparación de los docentes para el desarrollo de la orientación profesional pedagógica como eje del proyecto educativo de primer año.

El objetivo específico es preparar a los docentes para el desarrollo de la orientación profesional pedagógica desde el proyecto educativo, sus fundamentos teóricos y metodológicos, para que contribuyan a la implementación de la estrategia educativa que se propone.

La acción 1 es un Taller sobre los fundamentos teóricos y metodológicos de la orientación profesional pedagógica desde el PE de año, grupo, proyectos profesionales de los estudiantes

Título: Concepción teórica metodológica de la orientación profesional pedagógica: una estrategia necesaria en el proyecto educativo de primer año.

El objetivo es reflexionar en torno a las concepciones fundamentales del proceso de orientación profesional pedagógica: su importancia en el PE de primer año para la estimulación de los proyectos profesionales de los estudiantes. Y cuyos contenidos están asociados a: Definiciones, principios, etapas, contenidos, fundamentos, e importancia de la dirección de la orientación profesional pedagógica desde el proyecto educativo para estimular los proyectos profesionales.

Los métodos utilizados son: Técnicas de reflexión y debate, discusión. Los medios: materiales relacionados con la temática objeto de investigación, vivencias. La responsabilidad recae en los investigadores y el colectivo de año y participan la investigadora y docentes del colectivo pedagógico del año. Este deberá realizarse en la primera quincena del curso escolar.

La forma de evaluación es a partir de la aplicación de la técnica de PNI. (Positivo, Negativo, Interesante).

La acción 2 es el desarrollo de una Clase abierta en el Colectivo de 1er año cuyo objetivo propuesto es orientar a los docentes del colectivo de año sobre las vías para atender desde la clase el proceso de OPP, y brindar solución a los principales problemas de los estudiantes.

Es responsabilidad de los investigadores y en la misma participan además, el jefe de carrera y los docentes del colectivo pedagógico del año. Ejecuta docente designado según plan técnico- metodológico.

La acción 3 es el desarrollo de un Taller de Reflexión sobre la comunicación en la orientación profesional pedagógica, cuyo objetivo es valorar la importancia de la comunicación para una adecuada dirección de la orientación profesional pedagógica.

Título: La comunicación: una herramienta necesaria en la dirección de la orientación profesional pedagógica, desde el proyecto educativo de año.

Contenidos a trabajar: Definición de comunicación, componentes esenciales para la comunicación, la importancia de una adecuada comunicación para la dirección de la orientación profesional pedagógica.

Métodos utilizados: Discusión grupal, reflexión y debate. Medios: Textos relacionados con la temática objeto de investigación, vivencias.

Es responsabilidad de los investigadores que participa junto con el colectivo de año

La forma de evaluación es mediante la Técnica de PNI (Positivo, Negativo, Interesante).

La dirección 3 se dirige a la preparación de los estudiantes para la creación de sus proyectos de desarrollo profesional, vinculados al proyecto educativo de año y grupo.

Objetivo específico: Orientar a los estudiantes para la concepción y ejecución de sus proyectos profesionales desde el proyecto educativo de año y grupo.

La acción 1 es, implementar curso de preparación a los estudiantes para la concepción e implementación de sus proyectos profesionales desde el proyecto educativo de año y grupo. (Ver anexo 7)

Título: ¿Cómo diseño mis proyectos de desarrollo profesional?

Objetivo: Orientar a los estudiantes sobre la concepción de sus proyectos de desarrollo profesional.

Es responsabilidad los investigadores y el colectivo de año, con la participación además de los estudiantes de primer año. La forma de evaluación es a partir de la participación sistemática en los talleres de reflexión y la elaboración de proyectos profesionales en el grupo.

La segunda etapa es la de ejecución.

La primera dirección de trabajo está en la participación activa y sistemática de los estudiantes desde sus proyectos de desarrollo profesional en las actividades de extensión universitaria, promovidas por la carrera. ¿Cómo me inserto en el PE de mi carrera?

El objetivo es promover la participación activa y sistemática de los estudiantes desde sus proyectos de desarrollo profesional en las actividades de extensión universitaria, promovidas por la carrera.

La acción 1 es la selección por parte de los estudiantes de las actividades en que participaran en correspondencia a sus intereses, gustos y aptitudes:

  • Eventos científicos: Encuentros con Clío
  • Concursos.
  • Visitas a museos
  • Celebración de efemérides
  • Encuentros con la historia
  • Vincular a todos los estudiantes a las Cátedras honoríficas
  • Incorporación de los estudiantes y docentes al proyecto socio cultural en la Residencia
  • Crear una unidad artística en cada grupo y al menos una representativa de la carrera
  • Crear al menos 3 grupos deportivos representativos de la carrera.
  • Crear Club de cine, literatura y filosofía.

Es responsabilidad de los investigadores y el colectivo pedagógico con la participación de los estudiantes de primer año. La forma de evaluación, después de realizada cada actividad, es través de la técnica del PNI.

La segunda dirección es la ejecución de las actividades extracurriculares, diseñadas por los estudiantes, que se estructuran en su Proyecto Educativo de Grupo.

Objetivo específico: Ejecutar las actividades propuestas por los estudiantes en su Proyecto Educativo de Grupo.

La acción 1 es la creación de la sociedad científica estudiantil “Rescate de tradiciones en la Universidad de Ciencias Pedagógica Frank País García” con estudiantes de primer año El objetivo es el rescate de tradiciones en la Universidad de Ciencias Pedagógica Frank País García, a través de la realización de historias de vidas y testimonios a profesores con experiencias, que sirvan de modelo profesional a los estudiantes.

La responsable es de los investigadores y colectivo pedagógico con la participación de estudiantes de primer año. La forma de evaluación es a través de la exposición de las historias de vidas realizadas. Los estudiantes de primer año deben realizar valoraciones por escrito sobre las principales impresiones recibidas en la realización de estas historias de vida.

La acción 2 es la realización y análisis de un video sobre las principales experiencias del trabajo de la carrera en relación con la orientación profesional pedagógica.

E objetivo es rescatar las experiencias y resultados de la carrera en relación con el trabajo de orientación profesional pedagógica, a través de la realización de un video para elevar la motivación hacia esta profesión.

Es responsable de los investigadores y participan además, colectivo pedagógico y estudiantes de primer año. Las formas de evaluación: después de la proyección, es exponer sus impresiones sobre la calidad y utilidad del medio en función del desarrollo de sus intereses profesionales

La acción 3 es la transmitir experiencias sobre el trabajo de la universidad el día de las Puertas Abiertas.

El objetivo es transmitir experiencias a los estudiantes de preuniversitario que nos visitan sobre el trabajo de las carreras a través de vivencias de los propios estudiantes, vida en la universidad, actividades realizadas, calidad del proceso pedagógico, medios y métodos novedosos utilizados.

En ella participan los estudiantes de primer año, colectivo pedagógico de la carrera y año. La forma de evaluación es a partir de los visitantes sobre la vida en la universidad.

La acción 4 es la creación de Peña Pedagógica “Filosofando nuestras realidades”

El objetivo es reflexionar acerca de las principales problemáticas que enfrentan en el proceso de su formación. La responsabilidad es de los investigadores y participan además estudiantes de primer año y colectivo pedagógico.

Formas de evaluación: Al final de cada peña, a través de la técnica PNI y también al escribir y exponer sus impresiones a través de composiciones, poesías.

La acción 5 es la de rescatar las tradiciones aportadas por pedagogos cubanos en general y santiagueros en particular.

El objetivo es analizar pensamientos y aforismos de pedagogos cubanos en general y santiagueros en particular, a través de las clases y las peñas pedagógicas.

Es responsabilidad de los investigadores y participan además, estudiantes de primer año y colectivo pedagógico. Plazos para la realización: quincenal en peñas pedagógicas

Formas de evaluación: Escribir y exponer sus impresiones a través de composiciones, poesías, en las peñas pedagógicas.

La tercera etapa es la de evaluación.

Incluye como dirección la valoración final de la estrategia, cuyo objetivo se encamina a valorar la efectividad de la dirección de la orientación profesional pedagógica en el proyecto educativo del primer año de las carreras pedagógicas.

Una acción es la realización de un taller de evaluación de la efectividad de la estrategia a cargo de la investigadora y con la participación de directivos docentes del colectivo pedagógico y estudiantes.

Este debe desarrollarse en plazos permanente, durante todo el proceso de aplicación de las acciones de la estrategia y una evaluación final al finalizar cada curso escolar.

En la estrategia aplicada la preparación de los docentes del colectivo se alcanza desde acciones que se diseñaron desde el trabajo metodológico realizado en sistema carrera, año, grupo.

Para la preparación de los estudiantes se diseñó un curso de familiarización con la carrera, con el Título: ¿Cómo elaborar mis proyectos de desarrollo profesional? que los prepara para que elaboren sus proyectos de desarrollo profesional. El curso forma parte del proyecto educativo del año y se imparte en la semana de familiarización, como parte de la asignatura del currículo propio Introducción a la Especialidad.

El curso se desarrolló a través de talleres, aunque se realizó una conferencia especializada de carácter introductorio que les permitió familiarizarse con las características del modelo del profesional que se aspira a formar, el proyecto educativo de la carrera y del año. Los talleres se desarrollaron dinamizados con técnicas participativas, que promovieron la reflexión y exploración de sus vivencias y permitió un acercamiento a la construcción de sus proyectos de desarrollo profesional, en correspondencia con los objetivos y características de su modelo de profesional que se continuarán perfeccionando a lo largo de su formación y desempeño profesional.

Estas aspiraciones profesionales diseñadas en sus proyectos profesionales se integraron y han hecho realidad en Proyecto Educativo del grupo, influyendo en que se conviertan en sujetos y protagonistas de su formación, bajo la orientación del colectivo pedagógico.

Conclusiones

La concepción y aplicación de la estrategia mostro viabilidad a partir de la obtención de los siguientes resultados:

  1. Mayor protagonismo y autodeterminación en la participación de las actividades.
  2. Fuerte vínculo emocional y admiración por la profesión.
  3. Mejoría en el indicador retención.
  4. Los estudiantes comienzan a pensar de manera más precisa en sus proyectos de desarrollo profesional.

Lo que demuestra que la orientación profesional en el primer año de la carreras pedagógicas, desde la relación proyecto educativo de año-grupo- contribuye a estimular los proyectos de desarrollo profesional en los estudiantes.

Bibliografía

  1. Addine Fernández, Fátima. (2004). Didáctica: teoría y práctica. La Habana:. Editorial Pueblo y Educación.
  2. Álvarez De Zayas, C. M. (1999). La escuela en la vida. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.
  3. ---------------------- (1990). Fundamentos teóricos de la dirección del proceso docente en la Educación Superior cubana. La Habana. Ed. EMPES. MES
  4. --------------------- (1993). La escuela integrada a la vida. Evento Internacional Pedagogía 93, Ciudad de La Habana.
  5. _______________(1996). Metodología de la Investigación Científica. La Habana
  6. _______________(1993). Pedagogía para la vida. Ciudad de la Habana: Editorial MES.
  7. Amador, Amalia y otros. (1995) El adolescente cubano: una aproximación al estudio de su personalidad. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.
  8. Amador Martínez, A. (1989). Conoces a tus alumnos / Amelia Amador Martínez, Josefina López Hurtado, María Teresa Bulke Beltrán.- La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
  9. Armas Ramírez, Nerelys (1989). Importancia de la formación vocacional y la orientación de los estudiantes. Revista Educación. La Habana: Número 36. Enero-Abril.
  10. Arguelles Barrientos, Deixis (2005). Carpeta didáctica para ti maestro en formación. Instituto Superior Pedagógico. Frank País Gracia.
  11. Baxter Pérez, E (1990). La orientación Profesional en la Preparación para la vida laboral de nuestros estudiantes. La Habana: ICCP
  12. Blanco Pérez, A. (2001). Introducción a la sociología de la Educación. - La Habana: Ed. Pueblo y Educación
  13. Brito Héctor (1987). Psicología general para los Institutos Superiores Pedagógicos. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.
  14. Borren, Miguel (1990).Conócete a ti mismo. La Habana: Editorial Ciencias Sociales.
  15. Bozhovich, L. I (1977). El problema del desarrollo de la esfera motivacional del niño en estudio de las motivaciones de la conducta de los niños y adolescentes. La Habana: Editorial Pueblo y Educación.
  16. Caballero Portuondo, Ana María. (1989). Perfeccionamiento de la información y la orientación profesional como vía de la influencia hacia lo laboral: informe de investigación. Santiago de Cuba: ISP. Frank País García.
  17. ----------------------- (1993): Formación vocacional y orientación profesional. Ponencia. Holguín ISP José de la Cruz y Caballero.
  18. ----------------------- (1999): Proyecto Amor. Estrategias para el desarrollo de la motivación profesional. Santiago de Cuba: “Instituto Superior Pedagógico “Frank País García”.
  19. Castro Ruz, F.: Discurso pronunciado en el acto de graduación del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech, el 7 de julio de 1981.
  20.  Calviño Y Morenza Trabajar en y con grupos. Experiencias y reflexiones básicas. Editorial Academia, La Habana, 1998.
  21. Castellanos, María Julia (2004). Una concepción pedagógica para la estimulación motivacional en el proceso docente educativo. Resumen de tesis en opción al grado científico, de Dr. en Ciencias Pedagógicas. La Habana: ISP ‘’Enrique José Varona”.
  22. Castillo González J. M (2000). El desarrollo de intereses profesionales pedagógicos en los estudiantes de la licenciatura en Educación. Trabajo de Diploma. Matanzas. ISP. “Juan Marinello”.
  23. Castellanos Doris (2001).Aprender y enseñar en la escuela /... [et. L].- La Habana: Ed. Pueblo y Educación.
  24. Collazo Delgado, Basilia. (1992). La orientación en la actividad pedagógica / Basilia Collazo Delgado, María Puentes Albá. – La Habana: Ed. Pueblo y Educación.

[1] Otero Ramos, 2001.

[2] Jiménez, María. E, 2010.

[3] Paz, Irela, 2011.

[4] Horruitiner Silva (2007),

[5] Horruitiner Silva (2007), Cortón Romero (2011) y Despaigne Hechavarría (2011)

[6] E. Ortiz y M. Mariño, 1995