Abrogar la Reforma Constitucional al artículo 3º y abrir un diálogo nacional sobre la educación que requiere el país

Dra. María de la Luz Arriaga Lemus[1]
Coalición Trinacional en Defensa de la Educación Pública, Sección México

El viernes 29 de mayo, la SEP, en un escueto comunicado anunció la suspensión indefinida de las fechas publicadas de las evaluaciones para el ingreso, promoción y permanencia de directivos, y docentes de educación básica y media superior.

La reacción iracunda de los empresarios representados por COPARMEX, “Mexicanos (Empresarios)  Primero”  y el INEE, organismo a su servicio, muestran que la advertencia que habíamos realizado académicos, la CNTE y organizaciones sociales sobre el hecho de con las modificaciones al artículo 3º Constitucional, se avanzaba en el despojo de una función sustancial del Estado mexicano al dar a un organismo autónomo la Coordinación del Sistema Nacional  de Evaluación Educativa son ciertas.

Pero la idea que  han vertido los empresarios y sus merolicos en la prensa, radio y T.V de que la SEP violó la ley al suspender las fechas de las evaluaciones, no es verdad, pues  el propio artículo 3º modificado mantiene que es el Estado el responsable de garantizara el derecho a la educación de los mexicanos  y establece que   EL ESTADO GARANTIZARA LA CALIDAD EN LA EDUCACION OBLIGATORIA DE MANERA QUE LOS MATERIALES Y METODOS EDUCATIVOS, LA ORGANIZACION ESCOLAR, LA INFRAESTRUCTURA EDUCATIVA Y LA IDONEIDAD DE LOS DOCENTES Y LOS DIRECTIVOS GARANTICEN EL MAXIMO LOGRO DE APRENDIZAJE DE LOS EDUCANDOS. 
(ADICIONADO MEDIANTE DECRETO PUBLICADO EN EL DIARIO OFICIAL DE LA FEDERACION EL 26 DE FEBRERO DE 2013)

El INEE no está por encima de la SEP, por más  despojo de atribuciones que la ley secundaria a modo que dio autonomía al INEE haya tratado de imponer. Tampoco está en el mismo nivel como trata de dar a entender el comunicado amenazante de la Junta de gobierno del INEE hacia la SEP. Es más, de manera interesada, la falsa “sociedad civil” que representa la COPARMEX y  Mexicanos (EMPRESARIOS) PRIMERO, omite decir que por ley sigue siendo la SEP quien contrata a los maestros y maestras del país.

Al ser nombrada presidenta del INEE, la señora Sylvia Schmelkes, (SS)  en una declaración a la reportera de la Jornada Laura Poy, publicada el 3 de mayo de 2013, dijo que al organismo que preside no le corresponde evaluar a los maestros “eso es tarea de quien los contrata, que es la SEP. A nosotros nos corresponde que esa evaluación sea justa, legítima y técnicamente sólida”

En ese  momento la señora SS, interpretó correctamente las funciones que  le otorga al INEE el artículo 3º reformado, pues establece que para EVALUAR LA CALIDAD, EL DESEMPEÑO Y RESULTADOS DEL SISTEMA EDUCATIVO NACIONAL EN LA EDUCACION PREESCOLAR, PRIMARIA, SECUNDARIA Y MEDIA SUPERIOR, el INEE deberá:

A) DISEÑAR Y REALIZAR LAS MEDICIONES QUE CORRESPONDAN A COMPONENTES, PROCESOS O RESULTADOS DEL SISTEMA; 
 

B) EXPEDIR LOS LINEAMIENTOS A LOS QUE SE SUJETARAN LAS AUTORIDADES EDUCATIVAS FEDERAL Y LOCALES PARA LLEVAR A CABO LAS FUNCIONES DE EVALUACION QUE LES CORRESPONDEN, Y 
 

C) GENERAR Y DIFUNDIR INFORMACION Y, CON BASE EN ESTA, EMITIR DIRECTRICES QUE SEAN RELEVANTES PARA CONTRIBUIR A LAS DECISIONES TENDIENTES A MEJORAR LA CALIDAD DE LA EDUCACION Y SU EQUIDAD, COMO FACTOR ESENCIAL EN LA BUSQUEDA DE LA IGUALDAD SOCIAL. 

Como se ve, son las autoridades educativas federal y locales quienes llevarán a cabo las funciones de evaluación que les corresponden.

Un organismo descentralizado no puede sustituir al organismo central responsable de las políticas y ejecución de los programas públicos, el INEE no puede estar por encima de la SEP. La COPARMEX, Mexicanos (EMPRESARIOS) Primero y los funcionarios del INEE a su servicio, le quieren dar a la “autonomía” del organismo un rango que no tiene.

Ahora ante la decisión de la SEP  de “posponer indefinidamente las fechas de las  evaluaciones,  porque hay nuevos elementos a considerar”, los empresarios, a través de COPARMEX y Mexicanos Primero,  adjudicándose la representación de “los ciudadanos” vociferan ¡Urgente, los ciudadanos no podemos ceder! El derecho de los niños y  maestros,  y el futuro de México está  (sic) en juego! ¡El gobierno cede ante el chantaje de la CNTE! y reúnen según dicen, 20 mil firmas para “exigir al presidente revertir esta medida y así salvar la tan necesaria reforma educativa”. [2]

Ellos que son una absoluta minoría, arguyen ahora que debe  privilegiarse “el diálogo por la nación, sin detener el progreso y consenso de las mayorías”[3].  Cuando Enrique Peña Nieto envió la iniciativa para modificar el artículo 3º Constitucional, el magisterio democrático y muchos académicos demandamos un diálogo nacional sobre la educación, sobre la evaluación, las condiciones de trabajo, el financiamiento, etc. y fuimos totalmente ignorados, los únicos que fueron atendidos fueron los empresarios , sus organizaciones “de la sociedad civil” y sus voceros.

El gobierno,  los diputados,  los senadores nunca escucharon a los más  de 500 mil maestros y maestras de todo el país, que junto con padres y madres de familia, académicos, organizaciones estudiantiles y sociales, nos manifestamos a lo largo de todo 2013, contra la mal llamada Reforma educativa,  fundamentalmente por tres razones: 1) por la forma ilegal e ilegítima en que se impuso, por encima del consenso social y con un Congreso que violó los procedimientos legislativos , 2) porque es una ley que responde a los designios del capital financiero transnacional representado en organismos internacionales como la OCDE y a las exigencias de los grandes grupos financieros mexicanos que cada vez se apoderan más de la conducción de la educación buscando privatizarla, 3)Porque va en contra de los elementos constitutivos de una educación científica, humanista, integral,  como derecho social , forjadora de identidad nacional democrática y para fortalecer la soberanía nacional, que es el mandato constitucional emanado del pacto social de la Revolución Mexicana.

La junta directiva del INEE  conmina (amenaza) al Gobierno de la República.

A partir de la decisión de la SEP, la dirección del  INEE no sólo exige lo mismo que los empresarios, sino que “conmina  (amenaza) al gobierno de la República para que deje sin efectos la decisión de “suspensión indefinida” anunciada[4] ¿Por qué será?

Quiénes forman la junta de gobierno están al servicio de sus amos, los grandes grupos financieros que quieren apropiarse de la educación toda, porque es un gran botín a ser privatizada. Y nos referimos a la educación básica, media superior y superior.

¿ Quién es la presidenta del INEE?, la señora Sylvia Schmelkes, (SS) presidió la Junta de Gobierno del Centro de Investigación e Innovación Educativas (CIIE) de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), -que es el Club de los Ricos- de marzo de 2002 a mayo de 2004. Después, en 2009 fue presidenta del Consejo Asesor de la OCDE sobre Liderazgo Escolar y Política Docente. Formó parte del cuerpo de asesores de Mexicanos (EMPRESARIOS) Primero, organismo creado por Televisa. La señora SS debe renunciar porque hay un evidente conflicto de intereses.

Que el  INEE es organismo a modo para satisfacer la voracidad de los empresarios para apropiarse de la conducción de la educación, es cada vez más evidente.  Su presidenta, fue su empleada y  de los 11 organismos de la “sociedad civil que participan en el Consejo Social Consultivo  del Instituto, dos de ellos son la COPARMEX y Mexicanos (EMPRESARIOS) Primero.

Repetimos: Sylvia Schmelkes  debe renunciar, EL INEE debe desaparecer y la reforma educativa debe abrogarse.

El INEE debe desaparecer porque no está hecho para EVALUAR;
el  INEE y su evaluación punitiva es un instrumento político de control de los maestros.

Su verdadero objetivo es generar instrumentos que justifiquen el despido de los profesores y favorezcan la privatización de la educación. Múltiples han sido las voces de maestras y maestros, de académicos que hemos insistido en que la  Evaluación es parte del proceso educativo, es un aspecto pedagógico inherente al acto educativo, no puede realizarse al margen de éste y menos por un organismo “autónomo” pero subordinado a los intereses empresariales nacionales y extranjeros.

La mal llamada evaluación que propone el INEE, es punitiva, no tiene en el centro la mejora de la educación de nuestro país. Que por cierto a nivel internacional se reconoce que a pesar de sus deficiencias, se encuentra entre las mejores de América Latina (por supuesto no medida con los exámenes estandarizados de la OCDE) .

La Reforma debe abrogarse por su ilegitimidad, porque se impuso violentando a la propia Constitución, en la protección a los derechos laborales de los trabajadores de la educación; porque creó un engendro de INEE, que ahora se quiere sobreponer a la propia SEP; porque empeoró las condiciones de la educación nacional generando una situación de inestabilidad en las escuelas y todo el sistema educativo nacional, que impide generar procesos positivos para elevar el nivel educativo en todos los niveles escolares.

Debe abrirse un diálogo nacional sobre la educación que el país requiere.

Contrariamente a lo que dicen los empresarios, los diputados y senadores y el propio rector de la UNAM, respecto a que  la decisión de la SEP de suspender indefinidamente las fechas de evaluación docente atenta contra el derecho de millones de niños a una “educación de calidad”, sostenemos que esta decisión abre una posibilidad de retomar el camino que debió recorrerse desde un inicio, y es que la sociedad entera reconocemos que requerimos de mejoras en la educación del país, pero eso no quiere decir desechar todo lo que tenemos, y menos hacer una reforma a modo de los intereses del capital financiero nacional e internacional, que como estamos viendo, en Chile, Perú, Ecuador, México, ataca a los maestros y maestras, busca despojarlos de la esencia de ser maestros y maestras , imponiéndoles controles a través de la falsa “evaluación docente”, les quita la libertad y autonomía que los ha convertido en líderes sociales en las comunidades y desconoce  la profesión docente como profesión de Estado. 

Estamos convencidos de que es urgente abrir un camino para democratizar el país; empezar por abrogar la reforma educativa y todas las reformas neoliberales, y a partir de ahí abrir a la sociedad formas de participación para diseñar las políticas públicas que realmente se requieren para resolver los grandes problemas del país sería un gran paso.

Estamos ante  una gran oportunidad para atender un reclamo de los maestros y maestras democráticas, de muchos académicos y académicas que desde que se anunció la reforma al 3º Constitucional hemos estado planteando la necesidad de un debate nacional sobre la educación y como parte de ella la evaluación; su sentido, su financiamiento, la formación de las y los maestros.

Respaldar la demanda de la CNTE de abrogación de la reforma al 3º Constitucional, y rechazar la nueva andanada de descalificación de la lucha de los maestros, es una tarea indispensable y urgente de la sociedad mexicana , para frenar tentaciones de represión postelectoral  a ese importante movimiento social.

Una tarea urgente es la promoción de pronunciamientos de solidaridad y la realización de eventos académicos en el plantón magisterial, colocando de nueva cuenta el problema de fondo: Defender a la educación como derecho social. Una educación laica, gratuita, científica, critica, humanista, para la emancipación.

4 junio 2015

 

Notas


[1] Profesora de la Facultad de Economía de la UNAM, integrante de la Coalición Trinacional en Defensa de la Educación Pública y la RED Social para la educación pública en las Américas.

[2] Desplegados publicados en el periódico REFORMA, y disponibles en la página electrónica de “Mexicanos Primero”

[3] Declaración de la COPARMEX, ante la suspensión de la evaluación docente. www.coparmex.org.mx

[4] INEE, Comunicado de prensa No.20, 30 mayo de 2015