Retos de la Pedagogía de la Diversidad a partir de exigencias sociales a los Sistemas Educativos.

Autor Principal: MSc. Sandra de la Caridad Nimo Vázquez

 

Coautores:  DrC. Blas Yoel Juanes Giraud

                          Lic. Felicia Margarita Llerena Bermúdez

                          Lic. Lourdes González Pérez

                          Lic Ana Lidia Suárez Denis

                          Lic. Carmen Digna Díaz Dorado   

 

 

 

 

Retos de la Pedagogía de la Diversidad. Prioridad de preparación de los docentes.

 

1.1- Diversidad y Educación.

La cultura de la diversidad constituye un discurso ideológico, preferentemente crítico que intenta construir nuevas prácticas que den respuesta a las necesidades de todas las personas, es el respeto a las personas como ser individual, exigiendo un compromiso ético por parte de los docentes.

Abordaremos a continuación algunos conceptos que han dado diferentes autores tanto del ámbito internacional como nacional acerca de Educar en la Diversidad.

Educar en la diversidad es un concepto construido sobre ideales filosóficos de libertad, justicia, igualdad y dignidad humana; considera favorecer el aprendizaje de todos  a través de la utilización de procedimientos educativos variados y flexible (León Guerra, 1999) (2).

La pedagogía de la diversidad, se relaciona con el conocimiento entre los educandos y entre los profesores para establecer y utilizar diferentes vías, métodos, procedimientos y medios en función de una educación en condiciones y contextos difícilmente igualables (Bell, 2002, Franco 2000) (3)

La diversidad en los educandos está presente, ineludiblemente, es evidente que la elevación de la calidad de los servicios educacionales demanda una mejor preparación del personal docente, para educar en la diversidad.

Educar en la Diversidad “Es un proceso de enseñanza-aprendizaje basado en el pluralismo democrático, la tolerancia y la aceptación de la diferencia, a través del cual se intenta promover el desarrollo y la madurez personal de todos los sujetos. Un tipo de educación fundamentada en los derechos humanos, en el máximo respeto hacia la diferencia, en la superación de barreras y en la apertura al mundialismo como respuesta al tipo de hombre y sociedad necesitada hoy en día” (Sáez, 1997, 31). (4)

Educar en la Diversidad “No significa adoptar medidas especiales para el alumnado problemático, sino adoptar un modelo de desarrollo del currículo que facilite el aprendizaje del alumnado en su diversidad. Tampoco es una cuestión de cantidad sino de calidad; una actitud y una convicción cultural antes que un recurso técnico, que requiere enseñar a cada uno de forma diferenciada” (Díez y Huete, 1997, 15). (5)

Educar en la diversidad “Es un importante desafío que se plantea al sistema educativo formal” (Bernal Guerrero, (1998, 12). (6)

Educar en la diversidad “Proceso amplio y dinámico de construcción y reconstrucción de conocimiento que surge a partir de la interacción entre personas distintas en cuanto a valores, ideas, percepciones e intereses, capacidades, estilos cognitivos y de aprendizaje, etc., que favorece la construcción consciente y autónoma, de formas personales de identidad y pensamiento, y que ofrece estrategias y procedimientos educativos (enseñanza-aprendizaje) diversificados y flexibles con la doble finalidad de dar respuesta a una realidad heterogénea y de contribuir a la mejora y el enriquecimiento de las condiciones y relaciones sociales y culturales” (Jiménez y Vila, 1998, 38). (7)

Educar en la diversidad expresa el matiz de educar para un convivencia democrática donde la solidaridad, la tolerancia y la cooperación estén presentes y caractericen las relaciones entre los alumnos dentro y fuera del aula; se trataría de ser ciudadanos capaces de valorar y vivir con el que es diferente por razones personales, sociales, religiosas, etc.”(Arnaiz, 2000) (8)

Educar a la diversidad de alumnos presentes en un aula implica utilizar diferentes medios, aprovechar los recursos del entorno, partir de los conocimientos previos de los alumnos, que el profesor utilice el rol de mediador de los aprendizajes de sus alumnos favoreciendo situaciones de meta cognición, donde estos puedan aprender a pensar y aprender a aprender. Responder a la heterogeneidad “es un reto que tiene actualmente el profesorado, para el cual indudablemente necesita formación”. (Gimeno, 1999). (9)

“Es evidente que, sabiendo lo que sabemos sobre estilos de aprendizaje, tipos de inteligencia y estilos de enseñanza es absurdo que sigamos insistiendo en que todos nuestros alumnos aprenden de la misma manera”. (Gardner, 1993) (10)

Desde el punto de vista de la autora, educar en la diversidad significa ejercer los principios de igualdad y equidad a los que todo ser humano tiene derecho, lo que conlleva desarrollar unas estrategias de enseñanza-aprendizaje que personalicen la enseñanza en un marco y dinámica de trabajo para todos.

 

1.2-           Principios que sustentan la educación en la diversidad.

 Educar en la diversidad implica un compromiso ético, de igualdad, justicia y dignidad humana cuyo objetivo es favorecer el aprendizaje de todos, para ello es necesario conocer las características de los alumnos y establecer un proceso de enseñanza-aprendizaje personalizado, ofrecer métodos variados y bien sustentados, cumpliendo además una serie de principios:

Ø      Exige de una sociedad democrática que ofrezca espacio social y cultural a todos los ciudadanos, a sus diversas formas de vida y educación. Participación, respeto mutuo, igualdad de oportunidades.

Ø      Que el modelo educativo responda a las posibilidades y necesidades de desarrollo personal y social de todas y cada una de las personas que integran la comunidad.

Ø      La diversidad puede y debe concebirse como una de las dimensiones nucleares y dinamizadoras de este cambio sustancial del modelo educativo.

Ø      La diversidad en su dimensión axiológica como un valor positivo y portador de progreso, una característica inherente a la naturaleza humana que posibilita el enriquecimiento de las condiciones y relaciones sociales y culturales entre las personas y grupos de personas o sea colectivos sociales. El reconocimiento de la diversidad y de valoración positiva de las diferencias amplían y flexibilizan el marco cultural y social, el cual se compromete activamente a considerar, asumir y aceptar la diversidad de identidades individuales y colectivas que comparten entornos de vida.

Ø      La diversidad en el contexto educativo, compromete a toda la comunidad educativa instituciones, profesionales, alumnado y entorno comunitario.

Ø      Al asumir la diversidad en educación exige nuevas formas de comprender las instituciones educativas, de los profesionales, de los procesos de enseñanza aprendizaje y de la comunidad en su conjunto. Nuevas formas que se traducen en:

           - El desarrollo de igualdad de oportunidades.

                 - La eliminación de las desigualdades.

                 - Aceptar a todos y a cada uno de acuerdo a sus posibilidades,  

                   intereses,  pensamientos y creencias.

- Teniendo en cuenta el derecho a la singularidad y a la igualdad en   

 la atención educativa.

                - La educación en la diversidad debe trabajar por superar su acción  

                  transmisora de desigualdades, sociales, personales y escolares.  

                - Desarrollar al máximo las posibilidades de todas y cada una de las

                  personas, sin valorar a priori y limitar sus capacidades creadoras.

  

 

1.3 El rol del profesor desde la perspectiva de la Pedagogía de la Diversidad.

En la actualidad los sistemas educativos del mundo trabajan por un objetivo general básico: elevar la calidad de la educación. Se ha alcanzado una clara conciencia de esta necesidad y de cuán importante y decisiva es la educación para el desarrollo de cada nación, e incluso para el desarrollo de la propia humanidad.

El propósito de elevar la calidad de la educación contiene obligatoriamente el compromiso de garantizar una educación de calidad para todos, para lo cual se necesita reunir voluntad política, recursos económicos y la capacidad y preparación para trazar de forma correcta las estrategias transformadoras y concretar las acciones prácticas que exige la situación particular de cada lugar.

La Educación y la Pedagogía se encuentran en un importante proceso de cambio. Las concepciones educativas adquieren un mayor enfoque humanista, el alumno y su desarrollo se ubican como centro y razón de ser esencial de toda labor Pedagógica. El maestro conduce, guía,  dirige, promueve y acelera el desarrollo de cada uno de sus alumnos, si está preparado para ello, brindándoles una atención diferenciada, personalizada, buscando los recursos necesarios para llegar a cada uno de ellos de la manera que cada cual precisa y conducirlos a nuevos progresos, hacia el éxito.

 “… en todo proyecto pedagógico, el alma es el maestro. Él es el artífice por excelencia del desarrollo del trabajo con  los alumnos, y del labrar el alma humana, que es de lo más importante de la obra educacional’’.  (Díaz, Horacio. p. 24) (11)

Con estas sencillas y certeras palabras del profesor Horacio Díaz queda bien fundamentado el papel determinante del profesorado en la puesta en práctica de cualquier proyecto educacional, pero, ¿lo hemos preparado suficientemente para enfrentar el desafío que representan las exigencias actuales que el desarrollo plantea a la escuela?

En Cuba, como resultado del estudio de los problemas actuales de los sistemas educativos, de nuestra propia realidad y del proceso permanente de validación de los diseños curriculares, se trabaja tanto en el plano conceptual como en ajustes de contenido y se promueven experiencias de investigación-acción que ponen en práctica formas diferentes de tratamiento a las diversas necesidades educativas. En las carreras Pedagógicas se precisan algunos conceptos, y se introducen otros en los programas docentes, fundamentalmente, en las disciplinas de formación psicológica y pedagógica en las didácticas específicas de cada currículo.

 Ante estas reflexiones debemos destacar que se trata pues de lograr heterogeneidad, que la enseñanza sea socializadora: Se persigue ante todo garantizar equidad, igualdad de oportunidades a todos, sin exclusiones por razones de nacionalidad, raza, sexo, grupo social, religión o capacidad. Se trata pues de educar a grupos de alumnos que tienen poco de homogéneo y mucho de diferente, es decir, la escuela abierta a la diversidad.

 

1.3-  Retos de la Educación cubana en relación a la temática de la diversidad.

La educación cumple una función esencial en el desarrollo de los individuos y las sociedades. No es una fórmula mágica que nos abra las puertas de un mundo en el que  vayan a realizarse todos los ideales, pero es uno de los principales medios disponibles para propiciar una fórmula más profunda y armoniosa de desarrollo humano.

El rol del profesor de la Educación Superior en la dirección del trabajo con los estudiantes en el proceso docente educativo queda concretado en las palabras de Enrique José Varona.  Cuando dijo.

“He pensado que nuestros profesores debían ser solamente profesores y serlo en sentido moderno, hombres dedicados a enseñar como se aprende, como se consulta, como se investiga; hombres que provoquen y ayuden al trabajo del estudiante; no hombres que den recetas y fórmulas al que quiera aprender en el menor tiempo, la menor cantidad de ciencias con tal que sea lo más aparatosa. Hoy un colegio, un instituto, una universidad, deben ser talleres donde se trabaje, no teatros donde se declame”, (12)

En este pensamiento queda precisado el papel y reto profesional del docente para educar en la diversidad, contribuyendo al desarrollo y preparación integral de sus alumnos. Los que  no solo adquieren los conocimientos necesarios para la vida, sino también aprender a dominar los modos y vías que les permitan ampliar y enriquecer estos conocimientos.

La pedagogía actual, especialmente la cubana, desempeña la atención a la diversidad con un enfoque sistémico, convirtiéndose esta en uno de los principales retos de los sistemas educativos, es un aspecto nuclear del proceso de aprendizaje. La educación adquiere un carácter humanista y personológico, es decir, abarca además la parte afectiva, intereses y motivaciones.

La universidad de hoy es cada vez más cambiante, pues se  han revolucionado un gran grupo de elementos que la hacen ser así, y dentro de ellos se encuentra inmersa la universidad médica de nuestro país vinculado al proceso de universalización de la enseñanza y la creación de las micro universidades. Estos cambios forman parte de uno de los programas priorizados de la Revolución, dentro de la Batalla de Ideas, como parte del empeño por garantizar el acceso a la universidad de todos o la mayoría de los jóvenes,   convirtiendo cada institución de salud en un escenario docente.

Tener en cuenta las particularidades actuales de la educación médica cubana relacionadas con el proceso de universalización de la enseñanza, la naturaleza heterogénea de sus procesos formativos con diferentes niveles de descentralización, vías de ingreso, masividad, condiciones de vida de los estudiantes, el entorno, los modelos pedagógicos con tendencia a lo profesionalizante donde el uso de la tecnología de la información y la comunicación revisten gran importancia y nos sitúan a la altura del avance científico técnico, mayor interrelación con estudiantes de otras nacionalidades y de hecho con sus culturas, exige alta preparación de los docentes.

La Universidad Médica tiene la incuestionable misión de formar profesionales integrales, capaces de asegurar la continuidad histórica del sistema de salud. Entendida tal integralidad como la formación de un profesional que, desde su perspectiva y su propio perfil profesional, posea una proyección cultural capaz de generar con sus capacidades, competencias, habilidades y valores, actividades de éxito para su país e insertarse eficientemente en el entorno internacional.

La formación de los profesionales de  la salud en Cuba exige de un proceso de enseñaza aprendizaje que garantice un egresado  con una alta capacidad resolutiva, sustentada en una profunda preparación científica y humana. Por tal motivo es imprescindible conocer que cada alumno tiene sus características personales diferentes y se requiere por parte de los docentes igualmente atención diferenciada a todos y cada uno de sus educandos, para lo cual es imprescindible poseer preparación metodológica para hacer frente a toda la diversidad de caracteres, originalidades, competencias académicas de los alumnos, respetando sus ritmos de aprendizaje.

 

Conclusiones.

Después de estas reflexiones pretendemos dejar más claro por qué se habla de reto o desafío profesional para los educadores, cuando se reflexiona sobre la complejidad que encierra el propósito de elevar la calidad de la educación si se concibe para todos, abierta a la diversidad, responsabilizada con el aprendizaje y el desarrollo de todos.

  • La atención a la Diversidad es un elemento a tener en cuenta al realizar cualquier tipo de acción pedagógica  con alumnos.
  • Se debe tener en cuenta al ser el proceso docente el eslabón fundamental de la formación y desarrollo de las habilidades de los futuros egresados, las formas, maneras y métodos de enfrentarlo partiendo siempre de la diversidad educativa.

 

 

Referencias Bibliográficas.

1.      Laborda Cristina, p. 15 en Bell Rodríguez , Rafael . Convocados por la diversidad.

      2.   León Guerra, 1996, en LOPEZ MELERO, M. Un proyecto educativo en    

            y para la diversidad (la escuela un lugar para enseñar a pensar y a 

            descubrir la cultura)/ M. López Melero.--Málaga: Ediciones Aljibe, 1997. 

            p 26.

       3.  Bell, 2001, Franco, 2000.  Pedagogía y diversidad /  R.  Rodríguez Bell. -  

           -  [ et.  al] . - -  La Habana :   Editorial   Abril,   2001. - - p 130 --2.

      4.  Sáez, 1997, 31 en Arnaiz, P. (1997). Integración, segregación, inclusión.  

           En P.  Arnaiz y R. De  Haro (Eds.): 10 años de integración en España:  

           análisis de la  realidad y perspectivas de futuro. Murcia: Universidad de  

           Murcia.

      5.  Diez y Huete, 1997, 15. Ibidem.

      6.  Bernal Guerrero 1997, 12. Ibidem.

      7.   Paco Jiménez Martínez, Montserrat Vilá Suñé.--De Educación Especial  

           a Educación en la Diversidad/ España: Ediciones Aljibe, 1998, pp 38.

      8.   Arnaiz, P. (1997). Integración, segregación, inclusión. En P. Arnaiz y R.  

           De  Haro (Eds.): 10 años de integración en España: análisis de la  

           realidad y perspectivas de futuro. Murcia: Universidad de Murcia, p 313.

     9.  Gimeno Sacristán, José. Comprender y transformar la enseñanza/ 

          José Gimeno Sacristán, Ángel Pérez Gómez.--España: Ed Morata, 1999, 

           pp 75.

   10.  Gardner, H. 1983. Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences. Nueva York: Basic Books, pp 27.

   11.  Díaz Horacio, 24 en López Machín: Compilación. Educación de alumnos con necesidades educativas especiales. Fundamentos y actualidad.

    12. Valdivia Payrol G. Síntesis biográfica de Enrique José Varona. La  

         Habana: Editorial Pueblo y Educación; 1988. p. 1-8.

Bibliografía.

Atención educativa a la diversidad en el nuevo milenio. XVIII jornadas de Universidades 

   de Educación Especial/ Juan José Bueno Aguilar […et. al].—España: Universidad de la 

   Coruña, 2001.--904 p.

Bell Rodríguez, Rafael. Convocado por la Diversidad.--La Habana :    Editorial Pueblo y Educación, 2002.--144p.

Bells Miriam. Técnicas didácticas de capacitación.

http://www.monografias.com/trabajos16/tecnicas-didacticas/tecnicas

didacticas. shtml

Revista Pedagógica Universitaria     Vol. XIII No. 4 2008.

Blanco Pérez, Antonio. Introducción a la sociología de la educación.—La Habana : 

         Editorial  Pueblo y  Educación, 2001.- - 166p.

Bourke Beltrán, Maria Teresa. ¿ De quién es la responsabilidad de  la escuela o de la familia ?- -La Habana: Editorial Pueblo y Educación, 1992.-- 54p.

Caballero Delgado, Elvira. Diagnóstico y Diversidad.--La Habana : Editorial

        Pueblo y Educación, 2002.--95p.

Casillas, M. A., "El fenómeno sobresaliente", Revista UdeG, Dossier La atención a los niños sobresalientes, núm. 5, junio-julio, Guadalajara, México, 1996.

Casaña Díaz, Mirta. El cambio educativo: Un reto de las políticas nacionales ante el nuevo milenio.--Venezuela: UBV,[s.a].--16p.

Castellanos Simons Doris (1999): Aprender y Enseñar en la Escuela: Una 

  Concepción Desarrolladora. C. Habana. (soporte digital)

 

Castro Alegré, Pedro Luis ¿Cómo conocer mejor a la familia?.- - La Habana: Editorial  

       Pueblo y Educación, 2000.- - 112p.

Castro  Ruz F. La Educación Pilar de la Revolución. La Habana: Ed. Política; 1997

 

Leiva González, David. “Tecnología educativa e identificación de necesidades 

   para  la capacitación docente”/ David González Leyva.--En su  Tecnología y  

   Comunicación Educativa.-- México: TLCE, 1986.-- p34-37

López Machín, Ramón, “Alumnos con Necesidades Educativas Especiales:  

 fundamento y actualidad”/ Ramón López Machín.-- La Habana: Editorial Pueblo y  Educación, 2000.-- 10-20p.

 López Melero, M. Un proyecto educativo en y para la diversidad (la escuela un lugar para enseñar a pensar y a descubrir la cultura)/ M. López Melero.--Málaga: Ediciones Aljibe, 1997.--267p.

Masalles y Román, Josep. Estrategias para la diversidad. Cuadernos de Pedagogía / Joseph Masalles y Román.-- [s.i. s.n], 1998.-- [s.p].

 Pedagogía y diversidad /  R.  Rodríguez Bell. - -  [ et. al] . - -  La Habana :   

  Editorial   Abril,   2001. - -  166   p.

 Pujolás, Pérez. Atención a la diversidad: Enseñanza personalizada y aprendizaje   cooperativo. - - España:   Editorial Universidad de Girona, 2003.—83p

 Vigotsky, L. S. Obras Completas, t. V. - -  La Habana :   Editorial Pueblo y  

 Educación, 1995. - - 325 p.

 Parrilla, A. El trabajo colaborativo como estrategia de formación permanente en centros de integración/ A. Parrilla.--Sevilla: Ediciones Educación Especial, 

 1991.--158p.

 Pujolas Maset, Pere. Atención a la diversidad  y aprendizaje cooperativo en

  la educación obligatoria/ Pere Pujolás Maset.-- España: Ediciones Aljibe.  2001.- - 178p.

Zabalza, M. A. Apoyo a la escuela y procesos de diversidad educativa/  Parrilla, A.  En Apoyo a la escuela: un proceso de colaboración.-- Sevilla: Ediciones 

Universidad de Sevilla, 1996.-- p 21- 80.

Autor: 

Correo del lector: 

2 comentarios