Entrenamiento para licenciados de enfermería y médicos en la toma de muestra citológica

Licenciada en Enfermería. Hildany García Bermúdez.
Profesora Instructor Miembro Adjunto de la SOCUENF
 

Dra. Lianet Pérez Rodríguez
Profesora Instructor

Dra. Grisell Utrera
Profesor Instructor


INSTITUCIÓN: Policlínico Sede Universitaria Dr. Cecilio Ruiz de Zárate Ruiz. Área 2.
 
Se ha definido al cáncer de cérvix como el tercer más común entre las mujeres de todo el mundo, precedido sólo por el cáncer de mama y el colorrectal siendo que en mujeres entre los 20 y 30 años se encuentra en 2do lugar, después del cáncer de mama (1).
El cáncer de cuello uterino es el resultado de la progresión de leves anomalías epiteliales llamadas displasias o neoplasias intraepiteliales (NIC), diagnóstico frecuente en mujeres entre los 20 y 30 años de edad, pasando por carcinoma in situ, entre los 25 y 35 años, a carcinoma invasivo en mujeres mayores de 40 años. La infección por VPH es inicialmente asintomática y la transmisión puede ocurrir antes de que la expresión del virus se manifieste (2).
En Cuba este tipo de cáncer, ocupa el cuarto lugar entre las 10 primeras localizaciones de cáncer, lo que representa el 9 % de todas las neoplasias del sexo femenino y el 4 % del total. La tasa en Cuba, en el 2001, fue de 126,6 x 105(3).
Teniendo en cuenta estos factores, unido al aumento de mujeres con citologías positivas, incluso en señoras mayores de 60 años, donde el cáncer aparece en estadios ya avanzados, se impone en los profesionales y técnicos de la salud la necesidad de obtener información actualizada de los aspectos más relevantes y las principales precauciones a tener en cuenta al tomar muestra de los exocérvix y endocérvix, así como tratar las barreras psicológicas que existen en la población femenina acerca de temor a resultados adversos.(4). Estas situaciones han dado al traste con el cumplimiento en tiempo del total de muestras propuestas a ser realizadas según las edades de la población femenina, ya que aumentan el número de citologías No Útiles y por otra parte las señoras acuden atrasadas al test por barreras socio-psicológicas.( ) 
Dentro de los cuatro programas priorizados del Ministerio de Salud Pública de Cuba (MINSAP) se encuentra el Programa de Atención Materno Infantil y este incluye el Programa Nacional De Detección Precoz del Cáncer Cérvico Uterino, implantado en Cuba desde 1967, para mantener pesquisada a la población femenina a partir de los 25 años a los 64 años, lo cual hace evidente el interés del estado cubano en brindar una atención óptima. (5)
Este programa de capacitación, además de ofrecer aglutinación en favor de la salud femenina, será aplicable en todos los niveles de atención, que incluyen no sólo salud, sino belleza, deportes, cultura, legislación otros.
Para alcanzar una longevidad satisfactoria, debe lograrse un envejecimiento saludable, etapa ésta, que comienza mucho antes de los 60 años. Ésta, sólo puede obtenerse desarrollando desde edades tempranas hábitos y estilos de vida saludables, realizando prevención temprana de algunas enfermedades y discapacidades.
Labor de enfermeros y médicos en este programa.Su importancia
Es de gran importancia el trabajo que realiza el personal de enfermería y médico, en el primer nivel de atención, pues en su labor de promoción y prevención, son ellos los que pueden influir directamente en "aplicar medidas especiales para realizar la detección del cáncer del cuello del útero en mujeres en edad de riesgo; detectar NIC en sus distintos grados, mejorar la calidad de la información estadística; realizar un trabajo educativo sistemático para que la población femenina adquiera conocimientos y adopte actitudes y conductas responsables en relación con la prevención del cáncer cervicouterino.(5)
Las competencias específicas.
A partir de 1996 con la aprobación del Reglamento de la Educación de Pos grado de la República de Cuba, Resolución Ministerial No. 6/96 del Ministerio de Educación Superior (MES), los profesionales de Enfermería comenzaron a desarrollar los Diplomados como modalidad más completa de superación profesional siendo similar en el personal médico.
 
Según se fue avanzando en el desarrollo de la Educación de Pos grado en otros profesionales de la salud, fue sintiéndose, por los Licenciados en Enfermería, la necesidad de desarrollar sus potencialidades intelectuales que les permitieran la búsqueda de una mayor excelencia en la calidad de los servicios que se brindan, además la elevación de la productividad y eficiencia del trabajo en losmismos, del proceso gerencial, docente educativo y la producción científica encaminada a la solución de los problemas que en este sentido existen, problema igualmente visto en los colegas médicos.
 
El modelo educativo por competencias profesionales integradas para la educación, es una opción que busca generar procesos formativos de mayor calidad, pero sin perder de vista las necesidades de la sociedad, de la profesión, del desarrollo de la disciplina y del trabajo académico. Asumir esta responsabilidad implica que la institución educativa promueva de manera congruente acciones en los ámbitos pedagógico y didáctico que se traduzcan en reales modificaciones de las prácticas docentes. De ahí, la importancia de que el docente también participe de manera continua, en las acciones de formación y capacitación que le permitan desarrollar competencias similares a aquellas que se busca formar en los alumnos, en lo que se coincide con la opiniónque sobre estos temas han emitido diferentes especialistas. (7,8)
Todas las dificultades anteriores nos han llevado a pensar que no existe una estrategia didáctica competente, encaminada a dar solución a los problemas anteriormente referidos, en relación con la preparación del enfermero técnico y licenciado , que contribuya a la renovación y actualización de conocimientos y habilidades necesarios para su desempeño con calidad, y que con el personal médico del Consultorio sucede igual, quienes deben capacitarse correctamente para asumir los procedimientos de enfermería para estar plenamente preparados para en casos de estar trabajando solos, los pacientes reciban atención adecuada.(9 )
Las competencias, parecen constituir en la actualidad, una Conceptualización y un modo de operar en la gestión de los recursos humanos que permite una mejor articulación entre gestión, trabajo y educación. En una visión y organización sistemática, las competencias han sido incluso capaces de expresarse como un sistema de certificación legalmente establecido en varios países del mundo, incluida América Latina. Más que una moda, se trata de un vínculo entre el trabajo, la educación y la capacitación. El enfoque de competencias, puede ser considerado como una herramienta capaz de proveer un modo de hacer y un lenguaje común para el desarrollo de los recursos humanos.(10)
La preparación de profesionales de la salud para dar respuesta a las crecientes necesidades de salud de la población con la nueva concepción de su desarrollo y salud integral, implica la búsqueda de estrategias que aseguren la calidad en los servicios y la relevancia del impacto deseado.(6)
La mujer, en cualquier escenario, juega un importante papel en la creación y desarrollo de la familia, ella requiere de una atención integral que le permita gozar de una óptima salud para el logro de una vida plena, que le permita insertarse en las diferentes actividades de la sociedad e incidir positivamente en el mantenimiento del equilibrio de ésta. Es por ello que el personal de enfermería, debe estar preparado y debidamente entrenado para la atención a este tipo de personas sanas o enfermas en cualquier lugar donde se encuentre.
La superación permanente de los recursos humanos es una tarea esencial para el Ministerio de Educación Superior y su consolidación es imprescindible para mejorar sustancialmente los indicadores del desarrollo del país teniendo en cuenta los cuidados que se brinden que sean de óptima calidad .
Ello conduce a nuestros profesionales a que tengan solidez en su actuación profesional, perfeccionen sus actividades, asistenciales en el logro de las habilidades, docentes e investigativas y que propicien cambios cualitativos en la practica en su desempeño profesional.
El Entrenamiento posibilita la superación básica y especializada de los graduados universitarios, se caracteriza por el aprendizaje en el propio servicio, facilitando la adquisición de habilidades y destrezas y la asimilación de nuevas metodologías y tecnologías de trabajo. Tiene un carácter Tutorial y dinámico, permitiendo la posibilidad de adquirir nuevos enfoques tecnológicos, el manejo de nuevos equipos, el aprovechamiento de la asistencia técnica nacional y extranjera. Establece una vinculación real y efectiva con la práctica en los servicios de salud. Su extensión mínima será de 2 créditos, y la evaluación es obligatoria y eminentemente práctica. El número de participantes deberá estar de acuerdo con las características de esta forma de postrado y que permita el logro de los objetivos propuestos.(11-13)
Este entrenamiento en servicio constituye una necesidad viable y pertinente para los profesionales que trabajan en la atención primaria y secundaria y que generalmente no poseen una preparación adecuada para enfrentar la complejidad de la toma de muestra cervical con la calidad adecuada.
El diseño de este entrenamiento combina elementos esenciales, teórico-práctico y de competencia y desempeño. Se inicia con la identificación de diferentes necesidades de aprendizaje partiendo desde sus programas de formación que no abordan de manera integradora la atención a mujeres y que una vez graduados los insertan en los diferentes servicios y no cuentan con todos los conocimientos necesarios para su desempeño laboral , de ello se infiere, que su propósito, se enfoca no sólo sobre el tratamiento de las acciones interdependientes , sino básicamente va dirigido a la prevención y promoción de la salud en mujeres y su familia así como  acciones en la comunidad, sobre el ejercicio del trabajo educativo-comunicativo que todo profesional debe saber hacer .
 
 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:
 
1.    Landis SH, Murray T, Bolden S et al. Cancer statistics 1999CA. Cancer J Clin 1999; 49( ):8.
2.    Carvajal Balaguera J, Martín García- Almentra, -et al-. Condiloma acuminado gigante inguinal y perineal: cuadro clínico, diagnóstico y tratamiento. MAPFREE MEDICINA 2006. Vol (17). No 2: 144-150.
3.   Román FL, Erice CAI, Ulloa CV. Afecciones ginecológicas más frecuentes. En: Álvarez Sintes, R. Temas de Medicina General Integral. La Habana: Editorial Ciencias Médicas; 2001; Vol II. P 778-780.
4.   OPS. Planificación de programas asociados para la prevención del cáncer cérvico uterino 3era ed. Washington: OPS; 2002.
5.   Rodríguez Salvá A, Lence Anta J, Cabezas Cruz E, Camacho Rodríguez R. Programa nacional de detección precoz del Cáncer Cervicouterino. Rev Cubana Med Gen Integr 1994; 10(3): 220-4.
7.         OMS. Serie HRS. 25. Competencia como principio para preparación del personal de salud. Washington DC: OPS. 2000. p. 12.
   8. Observatorios de Recursos Humanos de Salud. Países Integrantes. Informativos en Salud. Normas Legales de Recursos Humanos. Normas Laborales. Disponible en: www.idreh.gob.pe/observatorio/informacionRRHH.htm .Abril,2007  .
9.    MINSAP. Documentos Rectores. Resolución 696. La Habana, Cuba.
10.     Irigoin M, Vargas F. Competencia laboral: manual de conceptos, métodos y aplicaciones en el sector salud. Montevideo: CINTERFOR; 2002
 11. Escuela nacional de salud publica. Orientaciones Metodológicas para el Diseño de Actividades de Superación Profesional en el Sistema Nacional de Salud Pública. Ciudad de la Habana .http://www.ensap.sld.cu.
 12. Nuevo modelo pedagógico de enfermería: un gran reto. MSc. Nilda Bello Fernández1 y MSc. María C. Fenton Tait1. Rev. Cubana Enfermer v.22 n.4 Ciudad de la Habana sep.-dic. 2006.
 
13. Ministerio de Salud Pública. Dirección Nacional de Enfermería.        Orientaciones para los Tutores del Plan Emergente de Enfermería La Habana 2001.
 

 

 

Autor: 

Correo del lector: 

2 comentarios