1968. El año que inauguró el futuro - 1

1968. El año que inauguró el futuro - 1

Alfredo Macías Narro

A manera de introducción

En este año se cumplen 50 años de notables sucesos históricos que me marcaron de por vida y, ofreciendo de antemano una disculpa por el tratamiento que me doy en primera persona, debo comentar que la inquietud por relatar de manera breve -y quizá de fortuna incierta- los eventos que aquí presento es, en primerísimo término, porque me tocó vivir la adolescencia en esa época, mezcla de magia, amor, dolor, incredulidad y asombro.

Hablar de la ‘Primavera de Praga’, de la ‘Revolución Cultural’ china, del ‘Mayo francés’ o de ‘La masacre de Tlatelolco’ sin mirar en retrospectiva crítica a las circunstancias económicas, políticas y sociales que los determinaron de tal o cual manera, es atender meramente los consecuentes de una larga serie de situaciones que desembocaron de manera casi unánime y simultánea en 1968.

Como todo evento histórico, el emblemático año de 1968 se constituyó como el súmmum de una cadena de hechos sociales y políticos que, alrededor del mundo lo moldearon y le dieron un sello único e indeleble y que, a su vez, delinearon el presente en nuestras sociedades, lo reconozcamos o no.

No tienen estas líneas pretensiones literarias de altos vuelos (bajos tampoco, debo confesar), tampoco trato de usurpar tareas que corresponden a historiadores, sociólogos, escritores, politólogos y demás especialistas interesados en el tema, no; muy lejos de ello, simplemente trato de reunir hechos, eventos, situaciones y personajes que, tal vez no son muy conocidas, pero que tuvieron (y tienen) que, siendo parte del pasado, tienen mucho que ver con el desarrollo de nuestro presente y con la construcción de un futuro que, antes que nada, debemos imaginarlo.

Dejo pues en las calificadas manos, ojos y mentes de todos y cada uno de quienes lean este trabajo que, por facilidad dada la extensión que sin quererlo ha ido adquiriendo, he dividido en tres partes, de las que hago entrega de la primera de ellas.

Alfredo Macías Narro. 

Irapuato, Gto. Octubre de 2018.

-----------------------------------------------------------

“Ciertamente, los acontecimientos del 68 sacudieron la conciencia moral del país, abrieron las puertas a las más importantes transformaciones sociales y políticas experimentadas por México durante los últimos años, y permearon el imaginario social de varias generaciones de mexicanos durante este periodo”. Gilda Waldman.[1]

  • El contexto mundial

El fin de la Segunda Guerra Mundial se significó como un hito en la historia, no sólo en lo militar o en lo social, sino fundamentalmente en lo económico y que se tradujo en la creación de un nuevo orden mundial. Alemania y Japón estaban devastadas; Gran Bretaña, Francia, Italia y los países del este europeo estaban en la ruina financiera.

Imagen 1) Tropas soviéticas ondeando la bandera de la URSS en el Reichstag. Berlín, abril/mayo de 1945.

Para atenuar los efectos económicos en los países occidentales, se establecieron en 1944 las bases de dicho nuevo orden, bajo los llamados ‘Acuerdos de Bretton Woods’.

“Los acuerdos de Bretton Woods son las resoluciones de la conferencia monetaria y financiera de las Naciones Unidas, realizada en el complejo hotelero de Bretton Woods (Nueva Hampshire, Estados Unidos), entre el 1 y el 22 de julio de 1944.

Imagen 2) Monumento alusivo a la reunión de la conferencia.

Allí fue donde se establecieron las reglas para las relaciones comerciales y financieras entre los países más industrializados del mundo… La conferencia contó con la presencia de 44 naciones. En aquel entonces, la mayoría de las naciones del llamado Tercer Mundo aún eran colonias europeas por lo que no tuvieron representación propia. La mayoría de sus representantes eran de América Latina, y sus regímenes eran, por lo general, permeables a la influencia y el control de Washington. India todavía no había alcanzado la independencia plena y viajó a Bretton Woods como parte de la delegación británica. Los países del bloque comunista, conducido por la Unión Soviética, participaron de la conferencia, pero no ratificaron los acuerdos. China también participó de la conferencia, pero se retiró tras el triunfo de la revolución comunista en 1949”.[2]

En los acuerdos, también se decidió la creación del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, usando el dólar estadounidense como moneda de referencia internacional. Ambas organizaciones empezaron a funcionar en 1946. En 1947 se sumó a esos organismos internacionales el ‘Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio’ (GATT, por sus siglas en inglés). Todos ellos forman parte del sistema de ‘Bretton Woods’.

No olvidar que Estados Unidos emergió de la guerra como la potencia industrial y económica más fuerte del mundo, después de haber estado todavía en 1939 en un 4° ó 5° puesto. La creciente acumulación capitalista norteamericana, se debió principalmente a que no habían sufrido mayores daños materiales ni humanos en la guerra, aunado ello a su enorme capacidad industrial bélica puesta en marcha y se enriquecieron vendiendo y prestando armas a los otros beligerantes[3].

A cambio de la ayuda otorgada, Estados Unidos recibió en arrendamiento (de muy largo plazo y a muy bajo costo) bases militares y bases navales en territorio de sus países aliados durante la guerra, muchas de las cuales perviven hasta el día de hoy.

Imagen 3) Base Aérea ‘Clark Field’, Luzón, república de Filipinas.

La deuda de guerra obligó, por tanto, a muchas naciones, particularmente a Francia, Bélgica y Gran Bretaña, a desprenderse de sus antiguas colonias. Obviamente, Alemania e Italia perdieron sus territorios coloniales y así se fue dando forma al posteriormente llamado ‘Tercer Mundo’.[4]

EUA se erige como rector de la economía mundial (al menos en occidente), dado que requería dar salida a su ingente producción industrial, estableciendo las reglas no escritas del consumismo a gran escala.

Otro engendro nacido del fin de la SGM, fue la llamada ‘Guerra Fría’.[5]

El final de la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias colocó en evidencia las dos grandes potencias que se alzaban en el mundo: los Estados Unidos de América y la Unión Soviética. El genocidio nuclear en Hiroshima y Nagasaki que era militarmente innecesario, (Japón había colapsado ya), fue una sangrienta advertencia dirigida a la URSS y los planes expansionistas de J. Stalin.

Imagen 4) Nacimiento de la ‘Guerra Fría’.

Si bien los EUA prefijaron su dominio económico a las naciones desoladas por la guerra, reforzaron ese dominio mediante las armas al establecer un nuevo pacto militar, ahora llamado ‘Organización del Tratado del Atlántico Norte’ (OTAN o NATO, en inglés), mismo que fue firmado en Washington el 4 de abril de 1949. La entonces Unión de Repúblicas Socialistas (URSS) respondió con el llamado ‘Pacto de Varsovia’, firmado el 14 de mayo de 1955 que englobaba a los países de la Europa Oriental; este pacto era de carácter militar y se complementaba con el más extenso ‘Consejo de Ayuda Mutua Económica’ (CAME).

*China participó como observador en ambas organizaciones hasta 1962.

Imagen 5) OTAN Vs Pacto de Varsovia.

Por su parte, los países del ‘Tercer Mundo’, muchos de ellos como India, el Congo, así como los países del sudeste asiático y casi toda América Latina[6] (aunque en esta clasificación entraron de manera increíble países como Suiza, Austria, Suecia y Finlandia) fueron sometidos a los intereses norteamericanos, dando origen a un neocoloniaje totalitario y muchas veces violento, impuesto por la fuerza de las armas, la intriga política y el apoyo económico a los sectores de la derecha más radical.

Imagen 6) Clasificación del mundo.

  • La lucha y la inconformidad social en EUA

La izquierda ortodoxa latinoamericana y la mexicana en particular, han minimizado o de plano ignorado la importancia histórica de los movimientos políticos y sociales de los siglos XIX y XX en EUA, especialmente después de la SGM. Por tal razón, consideramos menester rescatar algunos ejemplos de lucha social en las entrañas mismas del monstruo.

Una pionera luchadora social fue Ida B. Wells, maestra rural y profesora en una escuela de negros mientras en Memphis asistía a la Universidad de Fisk en Nashville, Tennessee. En 1884 al viajar hacia Nashville, se rehusó ir al vagón destinado a los negros, por lo que el conductor la bajó del tren. Rosa entabló una demanda contra la empresa ferrocarrilera y, aunque ganó el caso en el tribunal local, la Suprema Corte de Tennessee falló en contra de Ida. Decidida a luchar contra la injusticia racial, escribió numerosos artículos contra de la segregación en el ferrocarril, que le valieron un merecido reconocimiento como periodista.[7]

Es innegable la influencia de Ida sobre otras mujeres a lo largo de la historia de racismo y segregación en todo el sur estadounidense, entra ellas se destaca Rosa Parks.

Imagen 7) Ida Wells. Imagen de archivo/https://www.aaihs.org/ida-b-wells-police-violence-and-the-legacy-of-lynching/ 

Rosa Parks[8] fue una persona clave dentro del movimiento general por los derechos civiles en EUA. Su caso detonó al haberse negado a ceder el asiento del camión urbano a un joven blanco y moverse a la parte trasera del autobús en (Montgomery, Alabama el 1 de diciembre de 1955). Por su acción de resistencia pacífica fue encarcelada injustamente, por lo se dice que fue la chispa del movimiento, y se la conoce con el mote de ‘primera dama de los derechos civiles’.

Imagen 8) Rosa Parks. Imagen de archivo. https://en.wikipedia.org/wiki/Rosa_Parks 

“En respuesta al encarcelamiento de Rosa, Martin Luther King, un pastor bautista relativamente desconocido en ese tiempo, condujo la protesta a los autobuses públicos de Montgomery, en los que colaboró también la activista y amiga de la infancia de Rosa Parks, Johnnie Carr, y que simplemente convocaba a la población afroamericana a organizarse para transportarse por sus propios medios y no tomar los autobuses. Como los autobuses terminaron recibiendo pocos o ningún pasajero, comenzaron a dar déficit, por lo que se hizo necesario que la autoridad del transporte público terminara la práctica de segregación racial en los autobuses. Este suceso inició más protestas contra otras prácticas de segregación todavía vigentes”.[9]

Imagen 9) Johnnie Carr. Imagen de archivo. https://es.wikipedia.org/wiki/Johnnie_Carr 

Johnnie Rebecca Daniels Carr[10] fue una líder del Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos desde 1955 hasta su fallecimiento. Amiga de la infancia de Rosa Parks, colaboró en los movimientos de protesta organizados por Martin Luther King, Carr ayudó a organizar el transporte colectivo en coches para evitar que los negros tuvieran que utilizar autobuses públicos. Desde entonces dedicó su vida a luchar contra la segregación racial.

“En 1967 Carr se convirtió en la presidenta de la Montgomery Improvement Association, creada tras el arresto de Rosa Parks y sucediendo a Luther King tras su asesinato. Ocupó el cargo hasta su muerte a la edad de 97 años. ‘Cuando haces algo que sabes que tiene sentido, nunca te aburres de hacerlo’, declaró”.

Angela Davis es una filósofa, política marxista, activista afroamericana antirracista, feminista y profesora del Departamento de Historia de la Conciencia en la Universidad de California en Santa Cruz, Estados Unidos.

Imagen 10 y 10bis) Angela Davis. Imágenes de archivo. https://es.wikipedia.org/wiki/Angela.Davis  

En 1967 Davis se unió al ‘Comité Coordinador No Violento Estudiantil’ (SNCC) y tuvo cercanía con el Partido de las ‘‘Panteras Negras’’, aunque nunca se afilió formalmente. Al año siguiente (1968) se incorporó al Partido Comunista Estadounidense.

Davis empezó a trabajar como catedrática auxiliar de Filosofía (fue brillante discípula de Herbert Marcuse) en la Universidad de California en Los Ángeles. Cuando el FBI, en 1970, informó a los jefes de Davis en el Consejo de Regentes de California que ella era miembro del Partido Comunista Estadounidense, la despidieron.

Aparte de su relación (cercana aunque no formal) con el movimiento de las ‘Panteras Negras’. Se vio también involucrada en el caso de ‘Los hermanos de Soledad’,[11] por el cual fue acusada de asesinato y secuestro en 1972, caso del que fue absuelta al año siguiente.

“Continúa en la actualidad con su dedicación a la docencia, así como a las actividades políticas; como conferenciante de estudios afroamericanos en el Colegio de Claremont, de 1975 a 1977, antes de convertirse en catedrática en Estudios de Etnia y de la Mujer en la Universidad Estatal de San Francisco. De igual manera se solidarizó con la lucha de los sandinistas en Nicaragua. En 1979, Davis visitó la Unión Soviética, donde recibió el Premio Lenin de la Paz e hizo un profesorado honorario en la Universidad Estatal de Moscú. A inicios de los años 1990, Davis regresó a la Universidad de California, dictando cursos en el campus de Santa Cruz. En 1980 y 1984, Davis se presentó a las elecciones presidenciales estadounidenses como vicepresidenta del candidato comunista Gus Hall”.[12]

Martin Luther King fue un pastor estadounidense de la Iglesia Bautista​ que desarrolló una labor crucial en Estados Unidos al frente del movimiento por los derechos civiles para los afroestadounidenses y que, además, participó como activista en numerosas protestas contra la guerra de Vietnam, la segregación racial y el suprematismo blanco.

En la llamada ‘Marcha sobre Washington’, en agosto de 1963, planteó demandas específicas:

  • El fin de la segregación racial en las escuelas públicas;
  • Una legislación significativa sobre los derechos civiles (incluyendo una ley que prohibiese la discriminación racial en el mundo del trabajo);
  • Protección a los activistas de los derechos civiles de la violencia policial;
  • Salario mínimo de 2 dólares para todos los trabajadores sin distinción;
  • Un gobierno independiente para Washington D. C., que dependiese de un comité del Congreso.

Imágenes 11 y 11bis) Martin Luther King. Imágenes de archivo.https://es.wikipedia.org/wiki/Martin.Luther.King   

A pesar de las tensiones, la marcha fue un rotundo éxito. Más de 250,000 personas de todas las etnias se reunieron el 28 de agosto de 1963 frente al Capitolio de los Estados Unidos, en lo que constituyó en su momento la manifestación más grande que haya tenido lugar en la capital estadounidense.

A partir de 1965, Martin Luther King comenzó a expresar públicamente sus dudas sobre el papel de los Estados Unidos en la Guerra de Vietnam. El 4 de abril de 1967, un año antes de su muerte, pronunció en Nueva York el discurso ‘Más allá de Vietnam: el momento de romper el silencio’.

Denunciaba en él la actitud de Estados Unidos en Vietnam e insistía en el hecho de que estaban ocupando el país como una colonia estadounidense y llamaba al gobierno estadounidense ‘el más grande proveedor de violencia en el mundo de hoy’. Insistía, también, en que el país tenía necesidad de un gran cambio moral.

A partir de noviembre de 1967, King y el equipo de la ‘Southern Christian Leadership Conference’ (SCLC) se reunieron para discutir la organización de la ‘Campaña por los Pobres’ (‘Poor People's Campaign’) con el fin de luchar por la justicia social. Calificada por el pastor como la ‘Segunda fase en el movimiento de los derechos civiles’, pretendía combatir la pobreza, analizando su origen y no restringiéndose sólo a la defensa de los afroamericanos. King afirmó entonces:​

“No deben ser solo las gentes negras, sino todos los pobres. Debemos incluir a los amerindios, los puertorriqueños, los mexicanos e, incluso, a los pobres blancos”.[13]

Imagen 12) Cortesía de Parma Republica Italiana.[14]

En este año de 1968, ocurren otros grandes sucesos que enlodan aún más al gobierno y a la sociedad reaccionaria blanca norteamericana...

 


[1] Waldman, Gilda ‘Los movimientos estudiantiles de 1968 y 1999: contextos históricos y reflexiones críticas’ Revista Mexicana de Ciencias Políticas y Sociales, vol. XLIV, núm. 178, septiembre-abril, 2000, pp. 277-293 Universidad Nacional Autónoma de México Distrito Federal, México.

[3] La ley de ‘Préstamo y Arriendo’ (en inglés: ‘Lend & Lease’).

[4] “El término ‘Tercer Mundo’ fue acuñado por el economista francés Alfred Sauvy en 1952, realizando un paralelismo con el término francés Tercer Estado, para designar a los países que no pertenecían a ninguno de los dos bloques que estaban enfrentados en la Guerra Fría, el bloque occidental (Estados Unidos, Europa Occidental, Japón, Canadá, Corea del Sur, Australia, Nueva Zelanda y sus aliados) y el bloque comunista (Unión Soviética, Europa Oriental, China). Entre las características comunes figuran el tener una base económica agraria, la exportación de materias primas, una economía endeudada con los países más industrializados y escasa infraestructura. En materia de decisiones internacionales, los países del tercer mundo, aún congregando a la mayoría de las naciones independientes y de la población mundial, cumplen un papel secundario —y en ocasiones subordinado— respecto del que tienen las naciones más poderosas”.

Fuente: https://es.wikipedia.org/wiki/Tercer_mundo 

[5] La ‘Guerra Fría’ fue un conflicto indirecto librado entre los Estados Unidos y la Unión Soviética que se inició al finalizar la Segunda Guerra Mundial y se extendió durante casi toda la mitad del siglo XX. Este enfrentamiento se llevó a cabo en los campos de la política, la ciencia y tecnología, el deporte, lo militar y lo social.

[6] América Latina fue un punto clave en el desarrollo de la ‘Guerra Fría’. Las dictaduras militares impuestas en algunos países con la ayuda de Estados Unidos se enfrentaban constantemente al auge de la disidencia de izquierda, cuyas acciones eran vistas por los soviéticos con buenos ojos.

[8] “Rosa Parks, la mujer negra que desafió a la américa blanca”. http://www.publico.es/culturas/rosa-parks-mujer-negra-desafio.html. Consultado el 15 de mayo de 2018.

[9] -Ibíd.

[12] -Ibíd.

Tema: 

Sección: 

Etiquetas: