OCDE: México debe crear un sistema para evaluar e incentivar a los docentes

    • Que los profesores  que tengan bajo desempeñosean excluidos del sistema educativo
    • Periodos de inducción y prueba hasta de un año de tutorías, para docentes recién egresados o para los que buscan una plaza definitiva.
    • Que se permita a los directores de los colegios contratar y despedir a los profesores.

 

Laura Poy Solano
Periódico La Jornada Miércoles 20 de octubre de 2010, p. 41
http://www.jornada.unam.mx/2010/10/20/index.php?section=sociedad&article...
 
 
Mejorar la calidad de la enseñanza en México requiere no sólo mantener una inversión creciente en el sector, sino crear un sistema de evaluación e incentivos para los docentes que sea robusto, transparente e independiente, afirmó el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, quien llamó al titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Alonso Lujambio, a agarrar el toro por los cuernos. El organismo multinacional propone en sus recomendaciones que los profesores de enseñanza básica que tengan bajo desempeño de manera permanente sean excluidos del sistema educativo, y solicita a la SEP establecer periodos de inducción y prueba hasta de un año de tutorías, tanto para docentes recién egresados como para los que buscan una plaza definitiva, con el fin de fortalecer el sistema educativo. Al entregar los resultados del acuerdo suscrito en 2008 entre la dependencia federal y la OCDE para mejorar la calidad y equidad de la enseñanza en México, Gurría demandó fortalecer los mecanismos de evaluación y selección de los docentes, pero sobre todo crear un marco adecuado de incentivos para los maestros, que sea transparente y esté bien delimitado.
 
 
Sin embargo, admitió que aun aplicando todas las acciones para elevar la calidad de la enseñanza y fortaleciendo el desarrollo económico del país, nos llevará 30, 40 o 50 años alcanzar el crecimiento educativo de los países más ricos. En las 15 recomendaciones que la OCDE hace a la SEP destaca el papel de los maestros en la aplicación de mejores prácticas formativas, pero también la necesidad de robustecer los liderazgos y la gestión escolar. Por ello incluye como parte fundamental de la autonomía escolar que se permita a los directores de los colegios contratar y despedir a los profesores, así como demandar que los cargos directivos se asignen por concurso de oposición.
En el documento Mejorar las escuelas: estrategias para la acción en México, la OCDE sostiene que la aplicación de sus sugerencias, entre las que se incluye fortalecer los consejos escolares, a los que se debe otorgar poder e influencia real sobre aspectos importantes de la escuela, demandará un gasto adicional que deberán cubrir la SEP y los estados. En una ceremonia encabezada por el titular de la SEP y el secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Rafael Ochoa, José Ángel Gurría reconoció que algunos de sus planteamientos pueden parecer obvios o repeticiones de algunas cosas que ya se han dicho. No obstante, exhortó a Lujambio a impulsar su aplicación con la creación de un grupo de trabajo que dé seguimiento a las propuestas de la OCDE y del presupuesto que puede requerir su instrumentación, pues, enfatizó, no podemos caer en un proceso de rasgarnos las vestiduras y quejarnos de que se nos fue el tren. El titular de la SEP aseguró que el gobierno federal recibe con entusiasmo las sugerencias de la OCDE, aunque destacó que muchas deben verse a la luz de la escala del sistema mexicano para hacerlas viables, tanto por el número de alumnos –cercano a 35 millones– como por el reto presupuestal que implican. El funcionario insistió en que algunas han comenzado a instrumentarse, y destacó la evaluación para la asignación de plazas docentes y el fortalecimiento de la aplicación de exámenes estandarizados. En contraste, el secretario general del SNTE advirtió que el mayor reto para elevar la calidad de la enseñanza es la enorme desigualdad social, y advirtió que mientras la equidad no sea la característica del sistema educativo, poco podremos presumir en materia de calidad.

Sección: